Diem, el segundo intento de Zuckerberg en las monedas digitales en plena a fiebre del bitcoin

Mark Zuckerberg
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las monedas digitales viven un nuevo esplendor de la mano del bitcoin, que se mueve con holgura por encima de los 20.000 dólares que superó por primera vez en su historia la semana pasada. No es de extrañar que los bancos centrales aceleren en sus proyectos de divisas digitales, al tiempo que Facebook resucita el proyecto de Libra, rebautizado ahora Diem, tras el portazo de los reguladores el año pasado.

El lanzamiento de Libra se vio frustrado por la desconfianza de los reguladores de todo el mundo al papel de Facebook y otras grandes empresas en terrenos tan sensibles con la soberanía monetaria, la estabilidad financiera o incluso la protección de datos. Ahora vuelven a la carga con otro nombre y cambios que permitan superar esas reticencias.

“El proyecto Diem proporcionará una plataforma simple para que la innovación fintech prospere y permita a los consumidores y empresas realizar transacciones instantáneas, de bajo costo y altamente seguras”, explica Stuart Levey, director ejecutivo de la Asociación Diem, en un comunicado. “Estamos comprometidos a hacerlo de una manera que promueva la inclusión financiera, ampliando el acceso a quienes más lo necesitan y, al mismo tiempo, protegiendo la integridad del sistema financiero al disuadir y detectar conductas ilícitas”.

Para Diem, “existe un creciente consenso en todo el mundo sobre la necesidad de modernizar la infraestructura financiera y los marcos regulatorios para satisfacer las cambiantes demandas de los consumidores y mantenerse al día con la innovación global en pagos digitales”. La Asociación “se ha comprometido a proceder solo después de recibir la aprobación regulatoria, incluida una licencia de sistemas de pago”.

La principal concesión a los reguladores es que se abandona el plan de crear una moneda global única a partir de una canasta de euro, dólares y yenes, sino que Diem será una stablecoin asociada a una moneda fiat, en principio el dólar. Convertir un dólar o euro en un Diem digital sería una transacción de uno a uno, con pocas posibilidades de estar sometida a una volatilidad salvaje como la del bitcoin o de suponer una amenaza a las monedas fiduciarias. La idea es crear con el tiempo stablecoins para diferentes monedas importantes del mundo como el euro, el yen o la libra esterlina.

Facebook y las otras promotoras del proyecto se estarían dirigiendo así más hacia el tipo de efectivo electrónico que ofrecen PayPal Holdings o Alibaba Group Holding, alejándose de los más ambiciosos proyectos criptográficos del bitcoin.

No obstante, no está tan claro que estas concesiones sean suficientes para superar las reticencias de los reguladores, debido sobre todo al peso de Facebook en el proyecto. La compañía fundada por Mark Zuckerberg no es una fintech que esté entrando en el mercado, sino un gigante tecnológico que, sumando a WhatsApp o Instagram, cuanta con 3.000 millones de usuarios mensuales. Incluso una cifra modesta de transacciones podría suponer un ingente flujo de ingresos.

A pesar de que Facebook se aleja de otras monedas digitales como el bitcoin, el relanzamiento se produce en un momento en que esta última se encuentra de dulce en los mercados tras superar la barrera de los 20.000 dólares la semana pasada. En la jornada de ayer, la popular criptomoneda se pagaba a 23.335 dólares.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA