Denuncian la situación de las residencias públicas de mayores: “Faltan enfermeras y no pocas”

Jubilado pensionista persona mayor
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Sindicato de Enfermería en Madrid (Satse) denuncia la delicada situación por la que están atravesando estos profesionales de la sanidad ante las “duras condiciones” en las que están realizando su trabajo ante la crisis por el coronavirus. En especial, en las residencias públicas de mayores de la Comunidad, donde la situación es crítica.

“Faltan enfermeras y no pocas”, afirma Recesvinto Valiente, delegado de Satse Madrid en la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS). “La realidad”, señala, “es que las residencias públicas de mayores, que dependen del AMAS, están en una situación inaceptable por la falta de enfermeras y enfermeros”.

A la falta de estas profesionales se une la ausencia casi total de Equipos de Protección Individual (EPIs), “básicos” para prevenir contagios entre los miles de residentes de las residencias públicas de mayores. “Las enfermeras y enfermeros”, explica Valiente, “podemos convertirnos en foco de transmisión del Covid-19 y la propagación en una residencia es rapidísima”. Según remarca, “aunque la desinfección es diaria, los sillones o los pasamanos son vehículo de transmisión de la enfermedad que es imposible de controlar, siendo los propios profesionales de Enfermería los que la pueden propagar ante la ausencia de EPIs”.

El representante de este sindicato incide en que “hay residencias donde están mal y en otras, peor”, pero “no hay ninguna donde no falte material”. “Las enfermeras tienen que buscarse por sus propios medios algunos elementos de protección, ya que nadie de la Consejería se lo facilita”, critica.

Precisamente, esta mañana la Fiscalía de Madrid ha acordado incoar diligencias para investigar la muerte de ancianos en la residencia de mayores Monte Hermoso de Madrid a instancias de una denuncia de la asociación El Defensor del Paciente, han informado fuentes fiscales. Según recoge Europa Press, la administración ha constatado 17 muertes en esta residencia, aunque hay allegados que elevan a 19 los fallecidos.