Demandan a Ayuso por desacreditar a los sanitarios de los centros de salud en plena sexta ola

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una imagen de archivo. (Foto: Comunidad de Madrid)

En plena sexta ola del Covid-19 la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, señaló a los sanitarios de la región como los culpables del colapso que sufría la Atención Primaria. En su opinión, había un boicot por parte de estos profesionales, ya que en algunos centros de salud “no cogen el teléfono, cuelgan o de repente no hay médicos”. Unas palabras que CCOO ha llevado ahora ante la justicia.

Comisiones de Madrid ha interpuesto este martes una demanda de conciliación ante el juzgado de Primera Instancia de Madrid contra la dirigente autonómica “para que se retracte de las declaraciones vertidas” contra los trabajadores de los centros de salud. Ayuso “desacreditó a este colectivo”, afirma el sindicato, con sus palabras el pasado 21 de diciembre en EsRadio.

Según dijo la jefa del Ejecutivo autonómico, “estamos pidiendo desde la Comunidad que vayamos únicamente en los casos de positivo en test de antígeno o tienes síntomas evidentes”. Dicho esto, anunció la apertura de una investigación para esclarecer la situación que se vivía en estos centros, saturados. “Quiero estudiar profundamente que está sucediendo en los centros de salud”, ya que, “en algunos no cogen los teléfonos, cuelgan o de repente no hay médicos”, remarcó. Unas palabras que posteriormente trató de matizar.

Para CCOO estas declaraciones “ponían en entredicho el compromiso y la honestidad de los y las profesionales del primer nivel asistencial de la sanidad pública en Madrid” y “dañó su reputación y alentó conductas violentas entre usuarios y usuarias”. Las “dudas” de Ayuso se trasladaron a la opinión pública en pleno estallido de casos por la sexta ola y con unos centros de salud colapsados y desbordados.

“Daño moral y mala reputación”

“Las manifestaciones no solo provocaron daño moral y mala reputación a los y las profesionales de la Atención Primaria sanitaria”, destaca el sindicato, “sino que además tuvieron graves consecuencias que se materializaron en una concatenación de agresiones por parte de usuarios contra profesionales y medios materiales de los centros de salud”.

Asimismo, estas declaraciones son “absolutamente desafortunadas y carentes de toda verdad”, ya que, según CCOO, “máxime cuando desde el inicio de la pandemia su propio gobierno ordenó el cierre de 37 SUAP (Servicio de Urgencias de Atención Primaria)”. Una decisión que ha provocado “dejar desatendida a la población en los horarios en los que los centros de salud permanecen cerrados”.

Además, “debido a la falta de personal, se cerraron -de manera puntual- consultorios locales”, remarca. Sin olvidar, que hay profesionales sin sustituir.

Ante esto, CCOO pide al juzgado que la dirigente madrileña “se retracte de las declaraciones vertidas” y que lo haga “en el mismo programa” donde lo dijo. También pide como indemnización la cantidad simbólica de un céntimo de euro “por los daños y perjuicios ocasionados”.