Debacle de Ciudadanos en Cataluña: perdería 20 diputados y casi dos tercios de los votos

Ciudadanos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Ciudadanos se desmorona también en Cataluña. Así se desprende del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) de la Generalitat, conocido como el CIS catalán, que afirma que en caso de nuevas elecciones al Parlament la formación naranja perdería una veintena de diputados. En concreto, obtendría entre 14 y 16 frente a los 36 de los comicios de 2017. Esto se traduce en una intención de voto directa del 3,1%.

Según el mencionado estudio, la crisis en la que está inmerso el partido desde las elecciones generales del pasado 10 de noviembre, que provocó la marcha de Albert Rivera y la creación de una gestora, parece no tener fin. El desembarco de Inés Arrimadas en Madrid hace unos meses tampoco ha sentado nada bien a los naranjas.

Ciudadanos pasaría de ser la primera fuerza en escaños en la Cámara catalana a la cuarta. Una auténtica debacle de confirmarse en una cita en las urnas. Por delante, se situaría ERC, que pasaría de los 32 diputados de 2017 a entre 38 y 39; JxCat, que lograría entre 29 y 31 frente a los 34 de la pasada cita en las urnas; y el PSC, que ganaría entre siete y ocho parlamentarios (de 17 a 24-25).

Tras los naranjas, se señala en este sondeo, se situarían los comunes, que obtendrían entre 11 y 13 escaños (8 en las anteriores elecciones); y la CUP, que rondaría la decena. Estaría entre los 9 y los 10 frente a los 4 de 2017.

En cuanto al PP, los populares mantendrían sus 4 diputados, incluso podría sumar uno más, y Vox podría irrumpir en el Parlament con dos representantes.

La caída de Ciudadanos se pone de manifiesto en sus problemas para retener a sus votantes. Y es que, apenas el 34% de aquellos que confiaron su voto a los naranjas volverían a hacerlo en unas nuevas elecciones autonómicas. Un 12,8% de ellos se iría al PSC, un 6,4% al PP, un 2,1% a Catalunya En Comú Podem y hasta un 1,1% a ERC.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA