Currently set to No Index
Currently set to No Follow

Dabogados gestiona casos de nulidad matrimonial eclesiástica

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Si uno de los cónyuges toma la decisión de dar por acabada la unión matrimonial a través de la nulidad matrimonial eclesiástica, debe realizar una solicitud ante la Iglesia católica para que se declare que dicha unión jamás existió. De este modo, se permite a los integrantes de las parejas que lo deseen contraer matrimonio clérigo con otras personas.

Dabogados es un despacho que ofrece servicios jurídicos en las áreas de derecho civil, penal y laboral, con una amplia experiencia en la tramitación de casos de nulidad matrimonial eclesiástica, asesorando a sus clientes acerca del procedimiento que este debe realizar para que la solicitud se procese de manera exitosa.

Causas de la nulidad matrimonial

Para que una solicitud de nulidad matrimonial pueda proceder y ser juzgada ante un tribunal eclesiástico, es necesario que una de las partes compruebe el incumplimiento de ciertas obligaciones por el otro cónyuge. Estas causas que anulan el matrimonio católico se exponen en la ley del código canónico.

Una de las principales razones por las que un matrimonio puede ser anulado es demostrar la dependencia psicológica que tiene el demandado hacia los padres o amistades. Otra causa por considerar es la comprobación de la exclusión de una de las partes dentro de las peculiaridades esenciales de un matrimonio, como, por ejemplo, en la procreación, la fidelidad o la insolubilidad. Recientemente, el papa Francisco ha incluido otras razones por las que un matrimonio puede anularse eclesiásticamente, como la brevedad de la convivencia, la violencia física o psicológica y el ocultamiento de la esterilidad.

Proceso para tramitar la nulidad matrimonial

En los siglos pasados, solicitar la nulidad del matrimonio eclesiástico era un proceso costoso y agotador que podía tardar años en ser resuelto. Recientemente, con la llagada del papa Francisco, los pasos para tramitar dicha solicitud se han alivianado y, hoy en día, es más fácil resolver la anulación. Lo primero que se debe llevar a cabo para dar paso a la demanda de nulidad, es que el matrimonio se presente en el tribunal eclesiástico donde la unión fue acordada. Allí, un perito en derecho canónico efectuará la primera orientación para así comenzar el proceso de nulidad.

Es importante tener en cuenta que este procedimiento necesita de una investigación amplia para comprobar que los causales introducidos son reales, por lo tanto la presencia de un abogado se hace imprescindible. Dabogados realiza un exhaustivo seguimiento del proceso que se realiza en los tribunales eclesiásticos, referente a la nulidad matrimonial introducida en representación de su cliente. En su página web, estos especialistas disponen de toda la información necesaria acerca de los servicios que ofrecen.