Cuatro de cada diez jubilados recibe una pensión inferior al salario mínimo

Marea marrón
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La ‘primavera pensionista’ ha llegado en invierno justo en el momento preciso en el que la sociedad comenzaba a olvidar lo que era una movilización masiva. Decenas de miles de jubilados/as y viudos/as han rebosado las calles de España para exigir una actualización de sus pensiones acorde al IPC. El Gobierno parece obviar las demandas de los pensionistas y propone medidas que solo beneficiarían a las rentas más altas.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció que el Gobierno trabaja para incluir en los Presupuestos de 2018 una deducción en la cuota en el IRPF de los pensionistas. Una medida que afecta solamente a las rentas más altas, ya que la mayoría de los pensionistas ya está exento de pagar IRPF al no llegar a los 12.000 euros anuales.

Según los datos de la Seguridad Social a enero de 2018, dos de cada tres pensiones en España están exentas del IRPF. Más de seis millones de las 9,5 millones que hay en total, contando jubilación, orfandad, viudedad e incapacidad permanente.

Las pensiones por jubilación (5,8 millones) representan más de la mitad de todas las pensiones (9,5 millones) que se reparten en España. En esta categoría, el 41,8% recibe una pensión cuya retribución es inferior al salario mínimo.

2.462.479 jubilados ganan menos de 735 euros al mes con su pensión. De hecho, el tramo económico con más pensiones es aquel que reparte pensiones que oscilan entre los 600 y los 650 euros al mes. Hay 1.123.923 personas jubiladas que ganan esa cantidad al mes.

Además, 3,4 millones de pensiones por jubilación (61% de todos los jubilados/as) reparten menos de 1.000 euros al mes.

Sin embargo, la “idea” de Montoro pasa por reducir el IRPF a las pensiones más altas, ya que las bajas están exentas de esa tributación. En un comunicado enviado este martes, los técnicos de Hacienda resaltan el alcance limitado de la medida, “todavía en el aire y sin concretar, que beneficiaría a un tercio de los pensionistas con mayores ingresos”.