¿Cuáles son los errores más comunes al invertir en acciones?

ibex35 mercados bolsa

Cotizaciones

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Así como se aprende de lo que se debe hacer, también se obtiene un aprendizaje al ver lo que se tiene que evitar. Es normal que las personas cometan errores al empezar con las inversiones, por la poca experiencia que tienen manejando acciones. Incluso la gente más experimentada podría tener problemas, al pasar por alto ciertos elementos. En este sentido, lo ideal es conocer cuáles son los errores más comunes para no caer víctima de ellos.

Para empezar, es usual cuando una persona se equivoca con una acción y aun así decide continuar invirtiendo en ella, en lugar de optar por otra más rentable. Se tiende a creer que un recurso que no produce, eventualmente creará suficiente para compensar las pérdidas.

La realidad es que son pocas las ocasiones en que los eventos pasados alteran las probabilidades futuras. A su vez, no hay mérito por mantener una acción desventajosa. Lo ideal es asumir que hubo un error en el cálculo o que sencillamente la empresa no prosperó, y de ahí partir a invertir en otras acciones.

En otras palabras, persistir en una causa perdida no vale la pena; hay que abrir el panorama y perseguir mejores oportunidades, en forma de otras acciones.

¿Qué otras prácticas se recomiendan?

Existe una posibilidad de que al ver una acción que suba con fuerza, se sienta un impulso por invertir en ella. Es probable que valga la pena, pero no se debe dejar de lado las correcciones de mercado. Las cuales llevan a un punto de equilibrio las acciones que suben (y bajan) con demasiado ímpetu. Una opción es invertir en fondos indexados para generar ingresos que permitan crear un estilo de vida más cómodo. Aunado a ello, las comisiones de este tipo de fondos suelen ser más bajas que las de los fondos tradicionales. Por otra parte, en algunos países es posible solicitar reducciones fiscales justificadas por invertir en fondos, así que vale la pena considerarlos. De vuelta a las acciones, otra práctica recomendable es no afincarse en una sola acción, es decir, no concentrarse en una única acción, sin tomar en cuenta otras que pueden resultar de provecho. Incluso cuando una empresa logra el éxito, cuesta mantenerlo en el tiempo y se puede ver afectada por los vaivenes de la economía. Así que toca revisar los diferentes tipos de empresa, como los que se mencionan en el siguiente escrito.

¿Qué se debe hacer cuando se comienza a invertir?

Existen etapas que forman parte del crecimiento como inversionista. Una de ellas es saber distinguir las tareas a realizar, dependiendo del perfil que se tenga. Por ejemplo, al iniciar en el mundo de las inversiones, es recomendable disponer solo de los recursos que se tengan, sin combinar CFD u otros instrumentos financieros para financiar adquisiciones. Es posible hacerlo bien y obtener acciones rentables, el problema es que se necesita conocer las técnicas para realizar dichas transacciones exitosamente, que normalmente no conoce un novato. Un inversionista experimentado es libre de laborar así, puesto que seguramente ya ha hecho eso antes, lo que le da un “insight” o “conocimiento especializado” valioso. Temas como el apalancamiento pueden llegar a representar un reto para una persona que apenas comienza a averiguar de acciones. Lo recomendable es comprar acciones como si fuera cualquier otro activo, al menos mientras se empieza. Ya después es posible apalancarse para adquirir participaciones accionarias en mercados secundarios o primarios. Sumado a ello, están los CFD o contratos diferenciados, que también son otra herramienta que puede servir para ampliar el portafolio de inversión. Todo varía según el estilo del inversionista, sus preferencias y el conocimiento que tenga.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA