CSIF denuncia ante el Gobierno de Cifuentes las graves deficiencias informáticas de los juzgados

teclado ordenador mac
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha comunicado al Gobierno de Cristina Cifuentes, a través de la Dirección General de Justicia de la Comunidad de Madrid, “los graves problemas que está sufriendo los sistemas de Gestión Procesal (GPRO) utilizados en los órganos judiciales de nuestra región.

El sindicato explica en un comunicado que los problemas –que no son nuevos- están “suponiendo una traba para el servicio público que se desarrolla en los juzgados de la Comunidad de Madrid.” Precisando que dichas incidencias también están repercutiendo en el programa de registro de asuntos (OFRE) y en la aplicación de gestión utilizada en los Registros Civiles (RECI) de nuestra Comunidad.

Alerta que dichas incidencias informáticas se han agudizado en las últimas horas, “hasta el punto de que en el lunes “se paralizó totalmente la actividad de los juzgados de la Comunidad de Madrid, y el personal funcionario tuvo que realizar los trámites procesales en texto libre en Word, con lo que ello implica”.

La organización sindical señala que “esto no sólo está provocando el aumento de los tiempos de tramitación y esperas innecesarias (por ejemplo en la realización de trámites en persona ante los Registros Civiles), profundizando más en el colapso que sufre la Administración de Justicia de nuestra región, sino que contribuye al aumento de la frustración y estrés de los empleados públicos, que ven paralizado su trabajo y se ven obligados a asumir las quejas constante de todos los profesionales y ciudadanos”.

Haciendo notar que dado que hay diligencias que son inaplazables, como las desarrolladas en un servicio de guardia, ello provoca “inseguridad jurídica y una situación de estrés laboral que menoscaba gravemente la salud de los trabajadores”.

Para solucionar esta situación, CSIF propone llevar a cabo la implementación de “los nuevos programas de gestión procesal de manera más progresiva, y siempre y cuando se haya dotado previamente a los órganos judiciales afectados con medios informáticos modernos y adecuados”.

Y reitera la necesidad de dotar a todas las sedes judiciales de personal de informática para dar cobertura in situ de todas las incidencias que surgen diariamente.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA