Coronabonos: expertos cifran en un billón de euros el esfuerzo necesario en la eurozona

Monedas y billetes
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La propuesta la han lanzado los Gobiernos de Italia y España, e incluso el Banco Central Europeo (BCE) la ve con buenos ojos: para superar la crisis que se avecina por la lucha contra el coronavirus, la eurozona podría tener que emitir ‘coronabonos’, como ya se denomina en los mentideros a unos títulos de deuda en los que se mutualizarían los riesgos. A la espera de si los países del norte de Europa dan esta vez su brazo a torcer, algunos economistas ya cifran el esfuerzo que será necesario.

“Europa debe mantenerse unida financieramente en esta crisis. El fuerte debe ayudar al débil”, señala un grupo de siete economistas alemanes en un artículo publicado en el Frankfurter Allgemeine. “La estrategia que proponemos se basa en bonos de crisis con responsabilidad conjunta, haciendo así que la política fiscal europea sea responsable”. Esto incluye un papel fuerte pero complementario del Banco Central Europeo (BCE) como garante de la estabilidad de los mercados y la transmisión de la política monetaria. El BCE ya ha reaccionado a las crecientes primas de riesgo de los bonos del gobierno italiano. Ahora depende de los Estados Miembros actuar de forma inequívoca y conjunta”.

Para los autores, estos ‘coronabonos’ son “necesarios para repartir los costes de la crisis sobre muchos hombros”. “Los países de la zona euro deberían emitir bonos conjuntos por valor de un billón de euros (alrededor del 8% del producto interior bruto de la eurozona), limitados a esta crisis”. “Desde este fondo común, los estados miembros pueden recibir apoyo si amenazan con perder el acceso al mercado de capitales”, explican los economistas.

“El factor decisivo aquí es que se trata de un fondo de emergencia para la gestión de la crisis, es decir, una medida puntual, como el bono conjunto de la época de la crisis del petróleo”. “El plazo de los bonos debe ser lo más largo posible”, y “los intereses y las obligaciones de reembolso deben basarse en las acciones que los Estados miembros tienen en el capital del BCE”.

Asimismo, estos bonos cumplirían otra misión, ya que al mismo tiempo “crearían ‘activos seguros’ para los bancos de la eurozona”. “Esto reduciría el riesgo de un círculo vicioso entre los bancos en dificultades y las finanzas públicas débiles” como el que se produjo durante la anterior crisis del euro.

“Cabe suponer que el volumen previsto puede colocarse en el mercado de capitales en condiciones de financiación favorables. En caso contrario, habría que examinar si se daría prioridad a los bancos comerciales en el proceso de suscripción, que podrían entonces presentar estos bonos al BCE para su refinanciación”, señalan los autores.

Las propuestas de estos economistas llegan después de que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y su homólogo italiano, Giuseppe Conte, hayan abogado abiertamente por la creación de ‘coronabonos’, algo que ya han apoyado algunas voces dentro del Banco Central Europeo (BCE).