Consejos para elegir las cajas correctas para una mudanza

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Si hay algún elemento que relacionamos con la mudanza, indudablemente son las cajas de cartón. Rotuladores, limpieza, camión, vitrinas… sin las cajas de cartón nada es igual.

Una mudanza es un momento clave en nuestra vida. A veces no le damos la importancia que se merece, intentamos hacer como es un periodo normal, algo más que pasa en nuestra existencia, y si bien en cierto modo es verdad, una mudanza no deja pasar desapercibidas las emociones de nadie. Para hacer una mudanza sin perder la cabeza tendrás que tener en cuenta algunos consejos.

Caja

Todo cambio supone un estrés en nuestro cuerpo. A la hora de hacer una mudanza nuestras emociones se ven trastocadas, asistimos a un cúmulo de sentimientos que, aunque a veces no les dejemos salir, se expresan de otros modos. Miedo, ansiedad, impaciencia, cansancio… si estás planeando una mudanza no te dejes llevar por el estrés. Hay muchos trucos para conseguir salir de esta ileso.

Si hay algún elemento que relacionamos con la mudanza, indudablemente son las cajas de cartón. Rotuladores, limpieza, camión, vitrinas… sin las cajas de cartón nada es igual, y es que, una de los elementos que más van a guiar el destino de tu mudanza y a dictaminar su éxito o su fracaso es la elección de las cajas de cartón.

Mudanzas de cartón

Cualquiera que haya cambiado de casa ha utilizado cajas para transportar sus enseres, de hecho, aunque no hayamos cambiado de casa es raro no pensar en las cajas de cartón al oír la palabra mudanza. Y es que los vemos en amigos, en la televisión, en el cine… no hay nada que vaya más ligado a la palabra mudanza que las mismas cajas de cartón.

Realizar una mudanza es un proceso difícil, que supone un cambio, y siempre da miedo. Para hacerlo lo más fácil posible y no morir estirándonos de los pelos, hay una serie de recomendaciones que te irán perfectamente si estás pasando por esta situación, tan ilusionante como desalentadora a la vez.

Los consejos siempre giran en torno a las cajas, el núcleo de toda mudanza. El primer consejo que hay que tener en cuenta es no cargar demasiado las cajas. Lo mejor será que no lleguen a los 20 kilogramos, para así, poderlas manipular más fácilmente. Además, si puedes guardar las cajas por habitaciones mejor que mejor. Te ahorrarás un buen tiempo a la hora de recolocarlo todo en la casa de destino.

Otra cuestión a tener en cuenta en toda mudanza es por dónde empezar. Una buena recomendación para la ropa es comenzar a guardar la que no estés usando en ese momento. Por ejemplo, si realizas la mudanza en diciembre, guardar los bikinis y la ropa de verano será la mejor decisión, así no tendrás que andar metiendo mano de las cajas durante el proceso de mudanza para encontrar aquello que te quieres poner.

Por otra parte, tendrás que pensar en los artículos delicados. La vajilla, los platos etc… tendrás que envolverlos con papel de periódico y los vasos y otros vidrios será mejor que lo hagas con burbuja para evitar que al llegar a tu nueva casa toda la vajilla se haya hecho trizas.

En definitiva, no olvides organizarte bien al preparar tus cajas de cartón. Prepara rotuladores, cinta aislante y pon los nombres de todo el contenido que aguarda cada caja. Si tienes objetos delicados o valiosos, informa a la empresa de mudanzas para que tengan más cuidado con el transporte, pero, sobre todo, ármate de mucha paciencia y disfruta del proceso de cambio.

Los tipos de cajas

Parece una tontería, pero elegir bien qué tipo de cajas te hará falta para tu mudanza, resulta indispensable para el buen funcionamiento y el éxito de tu mudanza (y sobre todo de tu salud mental). Si quieres saber más sobre cómo escoger lo que más te conviene y, además, lo que te facilitará la vida, estate atento a estos consejos.

Cuando realizamos una mudanza es indispensable que elijamos bien diferentes cajas para distintos enseres de la casa. Al hacer una buena elección nos garantizamos una mejor movilidad de las mismas y un desembalaje mucho más sencillo. Además, la organización ordenada nos ahorrará gran cantidad de tiempo.

Podemos usar las cajas pequeñas para embalar los objetos más pesados, de modo que al ser pequeñas será más fácil moverlas. Son las cajas ideales para objetos como libros, ya que, si los pusiéramos en una caja más grande, sería imposible moverlos. Las cajas pequeñas son perfectas para introducir por ejemplo vajillas, te recomendamos que en estos casos no dejes espacios vacíos entre las copas y los vasos o de lo contrario podrían romperse.

Las cajas medianas y grandes están hechas para objetos de mayor tamaño y que no sean pesados. En este caso es fundamental que antes de cerrar la caja procedas a levantarla, para darte cuenta que podrás transportarla y no la has cargado demasiado.

Para la ropa necesitarás cajas perchero o cajas de armario. Son un poco más caras pero ideales para no tener que hacer las maletas. Puedes colgar tu ropa para luego vaciarla en la caja de destino y que vaya directa al armario. Tienen la ventaja de no arrugar la ropa y no tener que plancharla como si hubieras hecho una maleta.

Si quieres ver los tipos echa un vistazo a Caja Cartón Embalaje .Com , donde podrás ver la variedad que existen y también comprarlas online.

Algunos consejos

Cuando vayas a elegir tus cajas prueba a comprarlas por Internet, es una buena forma de conseguir cajas baratas al mejor precio. También será conveniente que anotes en las cajas que contengan objetos delicados, la frase de “frágil” o “no apilar” para que la empresa que realice la mudanza tome las medidas oportunas con dichas cajas. Si la vas a realizar tú mismo también te será útil este mensaje para saber cómo manipular tus cajas.

Numerar las cajas, indicar en qué habitación va cada una… todos los mensajes que puedas poner en ellas te serán útiles a la hora de desembalar. Lo más importante es que haya una buena organización para agilizar el proceso de mudanza.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA