Rubalcaba se une al consejo editorial de El País

Alfredo Pérez Rubalcaba, exsecretario general del PSOE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Se trata de un órgano consultivo que se reúne semanalmente y en el que se fija la línea editorial del periódico respecto a los temas de actualidad. Alfredo Pérez Rubalcaba tendrá voz a la hora de fijar la línea editorial de El País. Según informa eldiario.es, el exsecretario general del PSOE se ha incorporado este mes al consejo editorial del diario de Prisa, un órgano consultivo que se reúne semanalmente para establecer la postura del periódico respecto a los asuntos de actualidad.
 
Un portavoz oficial de El País explicó a eldiario.es que “no es nuestra política desvelar los nombres de las personas que configuran el consejo editorial”, por lo que no quiso confirmar la incorporación de Rubalcaba, que también ha eludido hacer comentarios.
 
El digital de Ignacio Escolar explica uqe el consejo editorial de El País está compuesto por algo más de 30 miembros, entre los que figura Felipe González. Según explica el jefe de opinión del rotativo, José Ignacio Torreblanca, en él “se barajan y contrastan argumentos y opiniones muy diferentes para determinar lo que con los días va a convertirse en la opinión del periódico”. “El trabajo de los editorialistas (…) tiene su inicio en el consejo editorial”, indica Torreblanca en un artículo publicado en el propio diario.
 
Estos consejeros no perciben remuneración, únicamente reciben una dieta que ronda los 100 euros por cada una de las reuniones, que se celebran los martes.
 
El debut de Rubalcaba en este consejo se habría producido dos días después de que El País publicara un editorial en el que criticaba con dureza a Pedro Sánchez por no facilitar la investidura de Mariano Rajoy: “Hemos pedido insistentemente que el PSOE se abstuviera en la investidura de Rajoy y que le permitiese formar Gobierno, por muy poco que lo mereciese. Esa posibilidad se ha esfumado por la terquedad de Sánchez en su viaje a ninguna parte. (…) Quizá ha llegado el momento de que ambos políticos den un paso atrás y dejen que otros líderes en sus respectivos partidos busquen mejor suerte”.