Warner confía en los superhéroes y JK Rowling para salir de la crisis

Warner Bros
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El estudio anuncia la producción de diez nuevos títulos basados en los personajes de DC comics. Recortes de costes, superhéroes y JK Rowling. Estas son las tres promesas realizadas por Kevin Tsujihara , el responsable de Warner Bross, a los analistas de la banca de inversión de Wall Street, como medio para salir de la actual de ingresos que afecta a la ‘major’ y por elevación a Timer Warner, la matriz que cotiza en Bolsa.

Tras superar uno de los peores veranos de su historia a los responsables del estudio no parecen quedarle otras opciones para revitalizar el negocio. Los recortes serán duros y sumarán cerca de 200 millones de dólares (156,7 millones de euros).

Y podrían incluir despidos. Unos 1.000 en total, más del 10% de la plantilla. Aunque este extremo, que se rumorea intensamente, según recoge ‘Los Angeles Times’, no ha sido confirmado.

De producirse afectaría a los 9.900 empleados que el estudio tiene repartidos por todo el mundo. Pero, tal vez, no haga falta. Al menos si funciona el poder de los ‘superhéroes’ que protagonizarán las diez nuevas películas que, a partir de 2016, estrenará Warner basadas en los personajes de los comics de DC.

Por lo menos dos, además, tendrán como protagonistas a dos ‘estrellas’ de probada eficacia en taquilla Batman y Superman. Pero hay algunos planes más en cartera por si con eso no es suficiente.

Se trata, como decíamos al principio, de rescatar otros ‘clásicos’ de la casa como las películas basadas en libros de JK Rowling, la autora de Harry Potter, cuya franquicia ha proporcionado a esta ‘major’ su récord histórico de ingresos.

En este caso, serán tres nuevos títulos basados en el ‘spinoff’ que la autora prepara con nuevas historias, sin el niño mago, pero que transcurren en el mismo universo. Se trata de guiones basados en la enciclopedia de los ‘animales fantásticos y estarán dirigidas por David Yates, el responsable de los últimos títulos de Potter.

Por suerte, aunque relativa, para los ejecutivos de Warner, su estudio no es el único en padecer los rigores de la crisis. El pasado verano ha sido el peor registrado por las ‘majors’ de Hollywood desde 1997 y los recortes están a la orden del día en todo el sector.