Consejos para no desesperarte buscando aparcamiento

Coches estacionados

Coches estacionados

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

¿Cansado de dar vueltas con el coche sin encontrar dónde dejarlo? En ocasiones, lo que para algunos parece una tarea sencilla para nosotros se vuelve una auténtica pesadilla y es que, cuando los planetas se alinean en nuestra contra, resulta casi imposible encontrar aparcamiento cerca de dónde vivimos.

Por otro lado, cuando vamos de viaje y no conocemos la ciudad o el pueblo en el que nos hospedamos, puede ser desesperante el momento de dar con un sitio en el que estacionar para quedarnos tranquilos. En España, especialmente, hay zonas en las que cuesta mucho dejar el vehículo pero con paciencia siempre lo lograremos.

¿Cómo puedo encontrar aparcamiento rápidamente?

Dependiendo de la temporada en la que nos encontremos, será más o menos complicado hacernos con un aparcamiento en la ciudad. Tanto a la vuelta de vacaciones como cuando salimos del trabajo puede haber días en los que no demos con nada pero, ¿cómo lo hacemos para no desesperarnos? A continuación, te dejamos unos consejos:

Puntos estratégicos

Todas las ciudades tienen puntos estratégicos para aparcar. Si bien siempre apostamos por dejar el coche lo más cerca de casa posible, puedes pensar en esos núcleos residenciales alejados del centro -aunque te toque andar a pie un poco más- o ese descampado que está como perdido en medio de la nada.

Control de carga y descarga

Estas zonas se encuentran vacías durante el día a razón de que no se puede estacionar allí pero, si controlamos las horas, podemos dejar el coche felizmente sin demasiado apuro y sabiendo que hemos conseguido sitio en tiempo récord. En cualquier caso, es importante no dejarlo pasar porque, de lo contrario, nos podrían multar.

Salir con tiempo

Una de las razones por las que no encontramos aparcamiento de forma rápida es que salimos de los sitios con el tiempo justo. De ser posible, lo ideal es que vayamos algo más holgados para ir mirando los sitios y quedarnos con aquel que mejor viene para nuestro vehículo. ¿Lo tendrás en cuenta la próxima vez?

Paciencia

La paciencia es algo que no podemos perder a la hora de buscar aparcamiento. Como cualidad que deben conservar las personas, si vemos que hay sitios llenos en el que nos estamos desesperando, mejor no intentarlo y probar en otro lado. La tranquilidad, que es nuestro mejor aliado a la hora de hacer las cosas, también sirve para estacionar.

Zona de parking

Para cuando vamos con prisa o solo estaremos un rato, los parkings públicos son bastante útiles puesto que siempre cuentan con espacio para nosotros. De precios muy variados, los hay bastante económicos y que, si lo valoramos en cuestiones de tiempo, no nos supone un gasto real sino la tranquilidad que merecemos.

En definitiva, para buscar aparcamiento es mejor no desesperarse y pensar en todas las posibilidades que tenemos. Con paciencia y esmero podremos dar con ese rincón en el que nunca hubiésemos imaginado que dejaríamos el coche tan deprisa. ¿Por qué no pruebas a relajarte con las cosas? ¡Seguro que todo mejora!