Cómo elegir regalos para hombres

Hombre con teléfono
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Todos los años se repiten las mismas búsquedas por Internet. Las palabras clave regalos para hombres, regalos para novios, regalos originales o similares tratan de dar con la respuesta a un dilema constante: el qué regalar para acertar seguro y no quedarse sólo en el intento. A las fechas más señaladas como Navidad o el cumpleaños se suman muchas otras en forma de aniversarios, santos o amigos invisibles.

Para tratar de ayudar a todos aquellos que andan algo perdidos a la hora de escoger el obsequio para esa persona especial hemos elaborado una lista con los pasos básicos a seguir para no fallar en ninguna circunstancia.

1. Internet es tu mejor aliado. Sí, tal cual. Hay, de hecho, empresas especializadas en este campo, como Regalos, donde ofrecen una amplía selección de regalos para hombres obtenida a través de las compras realizadas por los mismos usuarios y por las valoraciones que éstos les han dado. Para que la compra resulte aún más sencilla lo mejor es emplear los filtros, desde aquellos que han sido éxito de ventas a los que entran en diferentes categorías dependiendo de la ocasión. Todos los resultados se muestran al instante para que, sin tener que salir de casa, se obtenga un regalo único y diferente.

2. Trata de observar. Sí, parece mentira la cantidad de información que se puede obtener de una persona con tan sólo prestar un poco de atención y escuchar sobre qué temas suele hablar. Por norma general, aquellas cosas que le interesen serán las que saldrán a la luz y ese es un importante apoyo a tener en cuenta a la hora de elegir un regalo. Poniendo como ejemplo un clásico, como puede ser un libro, las temáticas y posibilidades son muchas. Si se sabe qué le gusta a la persona a la que se le va a hacer el regalo, la tarea resultará mucho más sencilla.

3. Busca algo divertido u original. A veces, las personas no son muy extrovertidas o no se las llega a conocer del todo, pese a pasar bastante tiempo juntos. Esto ocurre muy a menudo, por ejemplo, con compañeros de trabajo y pueden ser ellos el objetivo del regalo. Siendo así hay que optar por regalos que puedan agradar a cualquiera y para ello lo mejor son los comodines divertidos u originales. Quizás no son su regalo perfecto pero a buen seguro se quedará con un buen recuerdo.

4. Que prime la utilidad. Aunque la edad no tiene nada que ver con hacer regalos (y, de hecho, hay personas adultas que tienen alma de niños) sí que es verdad que, puestos a recibir un regalo, mejor que este tenga un propósito concreto. Para esto una buena idea es atender a la profesión que se desempeña y tratar de regalar algo que se piense pueda resultar útil a esa persona.

5. Mejor acompañado. A muchos hombres les gusta pasar su tiempo de ocio rodeados de sus amigos. Por este motivo una idea que puede resultar muy bien es optar por regalos que pueda usar con otras personas, como puede ser un juego de mesa o un videojuego.

6. La elegancia nunca está de más. Incluso los que visten de una manera más desenfadada en alguna que otra ocasión (como pueden ser bodas, bautizos y comuniones) requerirán de un par de prendas y objetos masculinos. Atendiendo a su estilo nunca está de más optar por una corbata o pajarita; un cinturón o una billetera.

7. La tarjeta regalo. Por mucho que uno se esfuerce hay personas a las que resulta muy difícil hacer un detalle y no equivocarse. Bien porque tienen gustos muy especiales, bien porque no les gusta nada por encima del resto o bien porque tienen de todo o casi. En estos casos, se puede recurrir a una tarjeta regalo y que el interesado elija lo que más le pueda gustar.

8. Un detalle personalizado. Se opte por el regalo que sea algo que agradece todo el mundo es que la persona implicada se haya tomado un tiempo extra en personalizarlo. Una buena forma de acompañar al regalo material pasa por escribir algo a esa persona en una nota. Y, si se es un artista, en hacer un dibujo. Aquí el límite lo pone cada uno.

9. Regifting . Como en el caso del punto anterior, a veces hay que optar por ahorrar a la hora de hacer un regalo y la crisis ha hecho que la agudeza de los consumidores sea, cada vez, mayor. Es así como ha surgido este concepto que se basa, principalmente, en revender aquellos objetos que le han regalado a uno (en Navidades suele pasar más frecuentemente) con la idea de obtener un dinero por ellos con el que poder comprarse lo que a uno de verdad le interesa. Para evitar esto, y como último recurso, siempre queda el ser directos y preguntar. Sabiendo qué cosas necesita o le gustan ya será más fácil el elegir.