Cómo ahorrar a la hora de organizar un viaje esta Semana Santa

Playa

La Semana Santa es el primer periodo vacacional del año donde el buen tiempo o, al menos, el aumento de horas luz solar, anima a los españoles a salir unos días de casa para desconectar tras finalizar el primer trimestre del año. Cada vez se destina un presupuesto mayor a este periodo de desconexión con el fin de afrontar un último empujón de cara a las vacaciones estivales. De hecho, según un informe, los españoles gastarán estos días una media de 315 euros, un 12,5% más que el año pasado.

Desde el turismo religioso al turismo rural o el de costa, que supone el primer baño del año, pasando por los que prefieren dedicar estos días a un turismo más gastronómico y los que aprovechan esta época para hacer una escapada internacional, para todos ellos el banco digital Self Bank ofrece una serie de claves para organizar unas buenas vacaciones sin que estos planes desbaraten la economía doméstica.

1.- Conocer las tradiciones del lugar de destino: en primer lugar, es importante definir el destino, pues estos días se mezclan en los lugares turistas de todo tipo, desde el que le guía la devoción, hasta el que quiere descubrir las tradiciones y el folclore de las localidades. Por este motivo, conocer los días señalados en el calendario de la localidad elegida es vital a la hora de realizar reservas anticipadas tanto en alojamientos como en restaurantes.

2.- Elección de fechas y horarios: la mayoría de la gente disfruta de los cuatro días festivos de Jueves Santo hasta Domingo de Resurrección (en algunos lugares, cinco, si tenemos en cuenta el Lunes de Pascua). Por eso, hay que buscar horarios de viaje en los que la carretera no esté muy concurrida, con el fin de gastar menos carburante. Si se va a realizar un viaje en avión, es importante reservarlo con antelación y, si existe la posibilidad, poder contar con algún día anterior o posterior a las fechas festivas, con el consiguiente ahorro de dinero en la compra del billete.

3.- Planificación: es importante tener planificada una hoja de ruta de los días de vacaciones para evitar realizar gastos imprevistos, asegura Victoria Torre, responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank. Además de tener los billetes de transporte con antelación, hay que conocer bien las rutas por carretera para evitar alargar el viaje y que aumente, por tanto, el gasto en carburante. Además, tanto si el turista se va a hospedar en un establecimiento hotelero como en alojamientos particulares alquilados, lo mejor es contar con una reserva anticipada para encontrar las habitaciones más baratas y evitar sorpresas de última hora. En este sentido, lo más interesante es realizarlas en lugares que cuenten con la opción de cancelar de forma gratuita hasta el mismo día de la reserva, pues siempre pueden surgir imprevistos que impidan finalmente acudir al destino pensado, puntualiza Torre.

4.- Ofertas e Internet: La mejor opción siempre es organizar el viaje uno mismo, así se eliminan los intermediarios y el ahorro de costes puede ser significativo. Con los portales de Internet a nuestra disposición, todo este proceso se ha facilitado considerablemente. Las ofertas están a un golpe de click, de forma que cualquiera tiene acceso a los vuelos más baratos o a los alojamientos con mejor calidad precio. También a la hora de comer, los portales digitales facilitan la búsqueda a través de guías comparativas con precios y opiniones, pudiendo hacer una aproximación del gasto en este sentido.

5.- Control del gasto: Controlar el gasto es el primer paso para empezar a ahorrar, para ello es importante realizar una planificación correcta de los costes de este periodo vacacional. También es de gran ayuda utilizar herramientas propias, como las disponibles dentro de las propias cuentas bancarias o apps móviles de gestión del dinero, que permiten etiquetar los gastos y conocer de forma detallada en qué se emplea el dinero.

“Cuánto mejor planifiquemos el viaje, con más antelación empecemos a organizarlo y más información busquemos sobre diferentes tipos de alojamientos o de formas de transporte, mayor ahorro supondrá para la economía doméstica. Además, es importante sacar partido de todas las posibilidades que el mundo digital ofrece al turista y al viajero en este sentido, ya que las nuevas plataformas online pueden ayudar a reducir el coste global de las vacaciones de forma considerable”, concluyeVictoria Torre.