¿Cómo administrar más fácilmente los gastos con una tarjeta de crédito?

Tarjeta de crédito

Tarjeta de crédito

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Al llegar el final del mes es habitual preguntarse sobre la administración del dinero y el modo en el que se gastan los ingresos. En tiempos de crisis como los actuales, cada euro puede marcar una diferencia importante a la hora de no tener la presión de vivir de nómina en nómina.

Como hoy en día todos los servicios bancarios se encuentran disponibles en línea, es muy sencillo acceder a un resumen completo y actualizado de todos los movimientos de cuenta, los gastos con tarjetas y las transferencias bancarias. Esto permite un control más fácil y exhaustivo que el antiguo resumen bancario tradicional. De esta forma, es muy simple identificar oportunidades de ahorro o conocer aquellos gastos del mes que se han salido del presupuesto mensual.

Toda la gestión bancaria al alcance de tu mano

La aparición de las aplicaciones para teléfonos móviles ha revolucionado el mundo de los servicios bancarios para el cliente. La comodidad de contar con toda la información en un dispositivo que se usa constantemente durante el día marca un antes y un después con respecto a los antiguos sistemas de e-banking para ordenadores. Incluso es posible acceder a un desglose de los gastos mensuales con solo unos toques de la app, para conocer con especial detalle aquellos gastos a los que se dedica la mayor parte del salario, como la comida, la ropa y el ocio.ç

Estas aplicaciones abarcan también el control de los gastos de las tarjetas de débito y crédito. Mientras que antiguamente era necesario esperar la llegada del resumen en papel para analizar los pagos realizados, hoy esto puede hacerse de inmediato y en todo momento desde la app. Además, el uso de este software incorpora medidas adicionales de seguridad que ayudan a evitar el fraude, como los códigos de verificación y mensajes de autorización para cada compra.

Acceder a tarjetas de crédito online es más fácil

Anteriormente, solicitar una tarjeta de crédito era un proceso largo que requería del estudio y aprobación del banco. De acuerdo con el nivel de ingresos y el historial crediticio, las entidades podían optar por otorgar un plástico con un límite de crédito muy bajo o denegarlo directamente.

En la actualidad, decenas de compañías financieras online están a la búsqueda de nuevos clientes, por lo que las barreras de acceso a estos servicios han desaparecido prácticamente. Con solo ser mayor de edad y contar con ingresos demostrables se puede recibir una tarjeta en muy poco tiempo y comenzar a operar con ella sin problemas.

¿Para qué pueden usarse las tarjetas de crédito online?

Las tarjetas de crédito online tienen la principal ventaja de ser un medio de pago reconocido en todos los comercios alrededor del mundo. Por ello, pueden usarse de forma práctica para hacer cualquier compra en negocios físicos y sitios de comercio electrónico, tanto dentro como fuera de España. Esta comodidad las convierte en un recurso muy útil para tener a mano en el caso de necesitar aplazar una compra de valor importante, o para financiarla en cómodas cuotas de menor valor.

A diferencia de un préstamo personal, el saldo de crédito de la tarjeta no tiene necesariamente que gastarse porque no se pagan intereses por el importe que no haya sido utilizado aún. Además, la tasa que aplican las mejores tarjetas de crédito online es generalmente menor a la de un crédito online para la misma cantidad de dinero, por lo que el coste total financiado resulta menor que con los instrumentos de crédito tradicionales.

Otro punto fuerte de las tarjetas de crédito son los descuentos. Muchas entidades ofrecen devoluciones de dinero o precios promocionales con la compra de productos en determinados comercios asociados. Incluso es posible descontar un cierto porcentaje de la factura de los servicios. Teniendo en cuenta el aumento que ha sufrido la luz durante este año, por ejemplo, ese dinero podría representar un ahorro interesante en el medio plazo.

Controlar los gastos que se hacen con una tarjeta de crédito online también es muy sencillo. Por medio de las apps para móviles se puede ver en todo momento el destino de los gastos que se llevan a cabo con la tarjeta. Cada compra se clasifica, de acuerdo con el tipo de comercio, en diferentes categorías, por lo que es muy fácil identificar los gastos superfluos y eliminarlos.