Ciudadanos pregunta a Ayuso si «tanto le cuesta» retirar el «disparate» de apuntar al Rey por los indultos

Edmundo Bal

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El vicesecretario general de Ciudadanos y portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha preguntado este martes a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, si «tanto le cuesta» retirar el «disparate» que dijo el pasado domingo y reconocer que no debió apuntar al Rey Felipe VI por los indultos que el Gobierno pretende conceder a los líderes independentistas condenados catalanes por el ‘procés’.

«¿De verdad cuesta tanto reconocer que uno se ha equivocado y retractarse de lo que seguro que la mayor parte de los miembros de su propio partido piensan que es una descomunal metedura de pata?», ha declarado Bal en rueda de prensa en la Cámara Baja tras participar en la Junta de Portavoces.

El dirigente de Cs ha afirmado que no tiene sentido «meter al Rey en este debate» porque «la responsabilidad de los indultos siempre será del Gobierno de España y no de quien firma como un acto debido, obligado, impuesto por la Constitución, los reales decretos que salgan del Consejo de Ministros». «No puede elegir entre firmar y no firmar», ha añadido.

SE DETERIORA LA IMAGEN DE AYUSO, NO LA DEL REY

Puesto que «todo el mundo sabe cuál es el perfil institucional del Rey dentro de un sistema de monarquía parlamentaria», considera que la cuestión de los indultos «no va a afectar en absoluto» a la imagen del jefe del Estado o de la monarquía. En todo caso, «la imagen que se deteriora es la de Isabel Díaz Ayuso diciendo estos disparates, estos juicios de valor tan absolutamente fuera de lugar», ha señalado.

Por otro lado, Bal ha lamentado que la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, diga que la medida de gracia para los presos del ‘procés’ está «cerca» y que el Gobierno la aprobará la próxima semana o la siguiente.

En su opinión, los indultos «están cerca del dolor que sintieron» los catalanes que no querían el referéndum ilegal y la declaración unilateral de independencia de 2017, de «las amistades que se rompieron, de las empresas que se fueron, del recuerdo del golpe a la democracia, de la negación de los derechos de la oposición en el Parlament» y de la «angustia» de quienes echaban en falta en España «un plan para combatir el independentismo, mantener la Constitución y garantizar el Estado de derecho».

El diputado cree que esos indultos, que considera «un insulto a la nación española», están «cerca de las necesidades del Gobierno» de Pedro Sánchez «para mantenerse en el poder» y «lejos de los sentimientos y las necesidades que expresa el pueblo español», por ejemplo, en las concentraciones realizadas el pasado fin de semana en Madrid y en Barcelona.

Sobre la protesta en la plaza de Colón de Madrid, a la que asistieron los líderes del PP, Vox y Cs, ha indicado que fue «un éxito» y que el protagonismo no fue de los partidos políticos, sino de «la sociedad civil». «Daba igual a quién votaran, todo el mundo estaba en contra de los indultos», ha agregado.

TRAS LOS INDULTOS Y LA MESA DE DIÁLOGO, ¿QUÉ OFRECERÁ SÁNCHEZ?

Según Bal, el mensaje que se transmitió al jefe del Ejecutivo es que no se puede «caer en el chantaje» de los partidos separatistas porque son «insaciables»: «Se les da una cosa y piden la siguiente». Eso es, a su juicio, lo que han hecho el PP y el PSOE cada vez que han gobernado España, aplicar una «visión cortoplacista» y pactar con esas formaciones a cambio de asegurarse sus votos en el Congreso para investir a un presidente o aprobar los Presupuestos.

Tras rechazar tanto los indultos como la próxima reactivación de la «mesa de la vergüenza» para el diálogo entre el Gobierno central y la Generalitat de Cataluña, el portavoz de Ciudadanos se ha preguntado «qué será mañana».

«Dan escalofríos de pensar qué es lo que Sánchez estará dispuesto a conceder a los independentistas con tal de mantenerse en el poder los años que quedan de legislatura», ha comentado, apuntando a una posible reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña o incluso «un referéndum de independencia, aunque sea inconstitucional».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA