Ciudadanos gastó en campaña más del doble que Podemos por cada diputado

Interior del Congreso de los Diputados
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Partido Popular fue el partido político que más dinero gastó – o invirtió – durante la última campaña electoral de 2016. En total, los populares destinaron más de 12 millones de euros en diferentes partidas presupuestarias. A cambio de ese gasto, el PP obtuvo 137 escaños y la posibilidad de gobernar. Una media de inversión de 89.000 euros por cada escaño. ¿Cuánto destinaron los demás?

El Tribunal de Cuentas ha elaborado el informe de fiscalización de las contabilidades de las elecciones a Cortes Generales de 26 de junio de 2016. Las cifras globales determinan que los partidos políticos destinaron 44,31 millones de euros en la campaña, un 28% menos que en los comicios de diciembre de 2015.

El 58,4% de ese gasto corresponde a operaciones electorales ordinarias (25,85 millones) y el 41,6% al envío de propaganda electoral (18,45 millones).

Partidos Políticos

El Partido Popular destinó 12.251.493 euros en la campaña electoral de junio de 2016. Poco más de la mitad de esa cantidad la dedicó en operaciones electorales ordinarias y 5.5549.974 euros en envío de propaganda electoral. A cambio, 137 escaños en los comicios, o lo que es lo mismo, 89.000 euros por cada diputado del Congreso.

El PSOE fue el segundo partido que más dinero gastó, pero con mucho menor éxito que el Partido Popular. Los socialistas gastaron 11.415.328 euros en la campaña. 7.239.711 euros en gastos ordinarios y 4.175.617 en envío de propaganda electoral. En resumen, el PSOE gastó 134.297 euros por cada diputado conseguido, que fueron 85.

El siguiente partido en la lista de éxito electoral debería ser Podemos. Sin embargo, analizando el gasto, es Ciudadanos quien adelanta a la formación morada. Los de Albert Rivera dedicaron 6.464.569 euros en la campaña electoral de 2016. Algo menos que la mitad, 3.076.888 euros, estuvieron destinados a gastos ordinarios electorales mientras que 3.387.681 euros fueron a parar a los envíos de propaganda electoral. En total, Ciudadanos gastó 202.017 euros por cada diputado que posteriormente consiguió, que fueron 32.

Más del doble que el PP y Unidos Podemos. La formación de Pablo Iglesias – añadiendo el gasto de todas las confluencias – destinó 6.276.977 euros a la campaña electoral. Casi 3.500.000 a gastos ordinarios y 2.812.000 a propaganda electoral. A cambio, 71 escaños en el Congreso de los Diputados. O lo que es lo mismo, 88.408 euros por cada diputado obtenido. El partido que más rentabilizó su inversión, casi a la par del Partido Popular.

Podemos, 566.000 euros en deudas

El gasto más reprochable para el Tribunal de Cuentas son los 566.165 euros que Podemos debe a proveedores en el momento de presentar sus cuentas al organismo fiscalizador. La coalición Unidos Podemos tenía en su tesorería 1.870 euros para hacer frente a ese importe, «por lo que la mayor parte del pago tendrá que efectuarse con cargo a cuentas corrientes de la actividad ordinaria, incumpliendo la LOREG».