Cifuentes se enroca en el cargo y denuncia el «acoso mediático»

Cristina Cifuentes en la Asamblea de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Cristina Cifuentes se mantiene firme pese a los últimos acontecimientos. A pesar de que la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) ha asegurado que no hay rastro de que terminó el máster, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha reiterado que ella presentó y aprobó el trabajo de fin de máster (TFM). “Me ratifico punto por punto todas mis declaraciones en sede parlamentaria”, ha afirmado.

De esta manera, Cifuentes ha querido trasladar desde la convención nacional del PP que no hay ‘caso Cifuentes’. De hecho, la presidenta autonómica ha lanzado una petición a los medios de comunicación: “Pido que me respeten como persona”. Después de recordar que ha comparecido “por tercera vez en tres días para informar de esto”, la conservadora se ha quejado del “acoso mediático” que está sufriendo”.

“Les pido que respeten a la persona porque el acoso mediático por parte de algunos profesionales está siendo complicado”, ha lamentado Cifuentes. En este sentido, ha denunciado que los periodistas la estén siguiendo “por la calle”, que la “persiguen por los pasillos” para preguntar por las nuevas informaciones. “Estas cosas pueden hacerse con mesura”, ha recomendado.

Así, Cifuentes ha salido antes del inicio del evento de su partido para autocalificarse como víctima y “principal afectada” de este escándalo. “Además de la URJC, hay otra perjudicada que soy yo. Estoy siendo sometida a una situación que, más allá de la política, desde el punto de vista personal es extrema, extrema, se lo puedo decir las veces que quiera”, ha valorado la dirigente madrileña.

Pese a las dudas y a los cambios de versión, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha recalcado en varias ocasiones que se “ratifica lógicamente porque he dicho la verdad”. Cifuentes ha puesto la mano en el fuego por Cifuentes: “No he mentido en absolutamente nada. No voy a dimitir por la sencilla razón de que ni he cometido ninguna ilegalidad ni he mentido”.

Por todo ello, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha instado a que se cierre el caso desde el punto de vista al ser un conflicto que “pertenece exclusivamente al ámbito de gestión de la universidad”. “Son cuestiones ajenas a cualquier alumno, que no tiene por qué entrar en cuestiones administrativas, que tienen que ver con formalidades. Es la propia URJC quien tiene que aclararlo, no a mí como alumna. Yo demostré que presenté y aprobé el TFM”, ha declarado.

Por último, Cifuentes ha lanzado un deseo: que la URJC pueda demostrar que hizo su propio máster. “Confío y espero que la Fiscalía y la URJC averigüen qué ha ocurrido. Yo hice mi máster y lo presenté. Espero que la URJC pueda demostrarlo, pero corresponde a la universidad”, ha concluido.