Cifuentes dimite como presidenta de la Comunidad de Madrid

Cristina Cifuentes
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, abandona el Ejecutivo madrileño y anuncia su dimisión tras la publicación del vídeo en el aparece retenida por la seguridad de un hipermercado por el robo de dos cremas faciales en 2011.

Ha informado de que ya había tomado la decisión pero pensaba informar de ello el 2 de mayo, tras los actos del festivo en la Comunidad de Madrid. Destaca que aunque se ha adelantado, se trata de una decisión «meditada» y prevista.

“La alternativa es un gobierno de izquierdas que sería negativa para los madrileños”, ha declarado, insistiendo en que “hace días” que tomó esta decisión para impedir el éxito de la moción de censura del PSOE con apoyo de Podemos.

«He aguantado una exposición mediática permanente. Linchamientos por tierra, mar y aire. Sinceramente he aguantado mucho. Pero lo de hoy ha traspasado las líneas rojas, después de haber sufrido intentos de extorsión”, ha criticado sobre la publicación del vídeo en Okdiario.

Fuego amigo

“Yo he sido espiada, se han hecho dosieres contra mi persona. He sido investigada desde hace años”, ha criticado. Esas palabras van para sus propias filas.

Cifuentes se considera una víctima del fuego amigo, aunque por supuesto no cita a nadie: “Una determinada política de tolerancia cero con la corrupción tiene un precio que hay que pagar”, ha denunciado.

La aún presidenta del PP madrileño no ha informado sobre si abandonará su escaño en la Asamblea además de la presidencia aunque sí seguirá al frente del partido en la región.

Silencio sobre el máster

Lo cierto es que la noticia de sobre el hurto ha llegado en el peor momento, en la agonía por la crisis desatada con la polémica de la falsificación del máster de Derecho Autonómico en la Universidad Rey Juan Carlos, destapada por eldiario.es.

Pero la hasta ahora presidenta ni siquiera lo ha nombrado. Se ha limitado a denunciar «una campaña de acoso y derribo» contra ella que «ha traspasado el límite político hasta lo personal».

La líder del PP madrileño siempre defendió no haber cometido ninguna ilegalidad y haber cumplido con todos los requisitos que la universidad le pidió para obtener la titulación.

La publicación de irregularidades, actas falsas, el traslado del caso a la Fiscalía y las versiones encontradas de los profesores que supuestamente aprobaron el máster y el TFM a Cifuentes embarraron la salvación de la hasta ahora presidenta.

Cifuentes trató de acusar a la propia universidad de irregularidades y renunció a usar la titulación de la URJC. El propio rector destituyó al director del máster y del organismo que dirige la titulación, Enrique Álvarez Conde.

Con una moción de censura del PSOE con apoyo de Podemos sobre la mesa y la petición de Ciudadanos de que dimita para que otro candidato popular ocupe la presidencia, la situación de Cifuentes era ya sumamente delicada. Hoy, tras la publicación del vídeo, el panorama político madrileño ha rozado la tragicomedia.

La popular dejó en manos del propio Mariano Rajoy su salida. Pero en los corrillos políticos se insiste en que el presidente no es de pedir dimisiones expresas. Rajoy ha tratado de enfriar el asunto todo lo posible y ha devuelto el balón al tejado de la presidenta.

Los mensajes internos de los populares en los últimos días ya insistían en que no merecía la pena aguantar más. Aunque Cifuentes asegura que había tomado esta decisión hace tiempo, ha sido este vídeo en forma de lluvia sobre mojado. El PP pierde a una de sus promesas en el gran feudo popular que es la Comunidad de Madrid.

«Izquierda radical»

La líder popular ha enviado este mensaje a los diputados de su grupo parlamentario y a la dirección del PP de Madrid. Destaca la amenaza de la «izquierda radical» y que Cifuentes considere «acoso» las informaciones periodísticas sobre las irregularidades en su máster:

“Queridos amigos y amigas, como ya sabéis esta mañana he presentado mi dimisión como Presidenta de la Comunidad de Madrid. El motivo no es otro que impedir que se cumpliera la amenaza de Cs de permitir un Gobierno de la izquierda radical en Madrid; decisión que si bien ya tenía tomada para anunciar el día 2 (tras los actos institucionales de la CM), se ha precipitado ante el nuevo capítulo de esta campaña sin precedentes de linchamiento, acoso y derribo sobre mi persona.

Quiero daros las gracias por el apoyo que siempre me habéis prestado como Presidenta de la Comunidad y estoy segura de que seguiré teniendo como presidenta del partido en Madrid. Os pido tranquilidad, a la espera de las decisiones que se irán tomando, como siempre de la mano de nuestro Partido y su Presidente.

Un fuerte abrazo a todos”.