Ayuso se desmarca de la estrategia nacional contra el Covid que pide Casado

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en el pleno de la Asamblea. (Foto: Comunidad de Madrid)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“No queremos ya una estrategia nacional” contra el Covid-19. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dejado claro que su Ejecutivo ya no la quiere. “La damos por perdida”, ha señalado esta mañana durante el pleno de la Asamblea autonómica. Por su parte, su jefe de filas, el líder del PP, Pablo Casado, sí que incidió en este sentido hace apenas unos días.

El dirigente popular, en declaraciones a los medios en Buenos Aires, reclamó al Gobierno un marco nacional para vacunar a los menores de 12 años y que no se “esconda” detrás de las comunidades. Asimismo, pidió a Pedro Sánchez y a los suyos que ejerzan “su responsabilidad” frente al coronavirus con una nueva ley orgánica”. “Una ley de pandemias que regule toda esta acción contra el Covid-19”, incidió. Y es que, tal y como el propio Casado recordó, su formación lleva más de un año exigiendo una norma en este sentido. Algo para lo que “volvemos a tender nuestra mano para hacerlo cuanto antes”.

Sin embargo, la Comunidad de Madrid ya no quiere una estrategia nacional al respecto. “La damos por perdida porque el Gobierno abandonó a las comunidades autónomas a su suerte en los peores momentos”, ha criticado Ayuso. Ante esto, ha manifestado, “lo que vamos a seguir es ahondando en la misma política de libertad, de responsabilidad, de comunicación con los ciudadanos y de test en las farmacias”.

No a cierres masivos

“Por tanto, apostamos por la libertad individual, por la responsabilidad y no por los cierres masivos poniendo una y otra vez en el dedo en la llaga de los mismos, intentando como siempre cerrar los comercios, la hostelería, la restauración, el sector servicios que están dando tan buenos resultados y que ha demostrado que están al servicio de los ciudadanos”, ha reiterado.

La presidenta madrileña ha defendido que tiene “una política clara en la pandemia y que no va a cambiar a pesar de las supuestas amenazas que ya van lanzando desde algunas administraciones”. En especial, ha asegurado, por parte de “organismos internacionales que, a la mínima en lugar de ir contra el virus, van directamente contra la economía”.

“Hemos tenido una política clara en los peores momentos y, por eso, ahora mismo, no la vamos a cambiar”, ha manifestado.