Cerberus despeja el camino para una fusión entre Deutsche Bank y Commerzbank

Deutsche Bank
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Se intensifican los rumores en torno a una fusión entre Deutsche Bank y Commerzbank. A las presiones del Gobierno y el ministro de Economía para que se lleve a cabo esta operación podría unirse el fondo estadounidense Cerberus, accionista significativo en ambas entidades, que tras unas resistencias iniciales estaría ahora más abierto a la operación.

Cerberus, que controla un 3% de Deutsche Bank y un 5% de Commerzbank, hasta el momento se había opuesto a una fusión, según había publicado el diario alemán Handelsblatt, pero las cosas podrían haber cambiado. “Cerberus no se interpondría en el camino de una fusión”, señalaba a la agencia Reuters una persona familiarizada con el pensamiento del fondo buitre.

La firma considera que todavía hay espacio en Alemania para dos grandes bancos, pero está abierta la cuestión de si ambos pueden dar la vuelta a sus negocios por sus propios medios, señala la agencia británica.

Sin embargo, al tiempo que parece abrírsele una puerta al ministro Olaf Scholz en sus planes para lograr un gran campeón bancario alemán, otra se le cierra. Ayer mismo, Joerg Rocholl, vicepresidente de un consejo de expertos externos que asesora al Ministerio de Finanzas, apostó por que se dé tiempo a Deutsche Bank para continuar mejorando su rentabilidad antes de acometer una operación de este tipo.

“Deutsche Bank acaba de obtener su primer beneficio en varios años e incluso ha superado sus objetivos de costes”, ha apuntado a Reuters. “Hay que darle tiempo al banco y a su gerencia para que continúen por este camino”. “Por eso no veo ninguna justificación económicamente plausible para una fusión en este momento”.

El BCE eleva los requisitos de capital a Deutsche Bank

El Banco Central Europeo (BCE), supervisor único bancario de la eurozona, aumentó ayer el requisito mínimo de capital mínimo a Deutsche Bank hasta el 11,82%, desde el anterior 10,69%. El nuevo requisito se sitúa por debajo de los actuales niveles de solvencia del banco, que a cierre de 2018 presentaba una ratio de Common Equity Tier 1 (CET 1) del 13,55%.

La subida en el requisito “es enteramente atribuible al paso final de los cuatro años de introducción del colchón de conservación de capital y del colchón G-SIB (bancos de importancia sistémica global), que entró en vigor el 1 de enero de 2019”, señaló Deutsche Bank en un comunicado.