Cepsa eleva un 251% sus ganancias a marzo

Edificio CEPSA

Edificio CEPSA

Cepsa obtuvo un beneficio neto de 265 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un incremento del 251% respecto a los 75 millones de euros del mismo periodo de 2021, impulsado por el precio del petróleo, y respalda así con unos sólidos resultados la nueva estrategia a 2030 que la compañía lanzó a finales de marzo para convertirse en líder en movilidad y energía sostenibles en España y Portugal, y ser un referente en la transición energética, informó el grupo.

El beneficio neto ajustado de la compañía, que mide específicamente el desempeño de los negocios, fue de 58 millones de euros, un 9% más que los 53 millones de euros de hace un año.

Por su parte, el resultado bruto de explotación ajustado (CCS Ebitda)se situó en los 605 millones de euros a cierre del primer trimestre de 2022, frente a los 324 millones de euros del mismo periodo del año pasado, impulsado por la subida de los precios del crudo, el aumento de la producción en el negocio de Exploración y Producción y los sólidos resultados registrados por el negocio de Química, a pesar de los elevados costes energéticos.

El consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar, destacó que este ha sido otro trimestre de «sólidos resultados» para la energética, «con un buen comportamiento de todas las métricas financieras».

«No cabe duda de que vivimos tiempos de incertidumbre, sobre todo en los mercados energéticos, sin embargo, en Cepsa contamos con gran capacidad para reaccionar con flexibilidad a la evolución del entorno, tal y como ponen de manifiesto estos resultados», añadió.

ALZA EN LOS PRECIOS DEL CRUDO

Estos resultados de Cepsa se registraron en un entorno en el que los precios del crudo aumentaron significativamente en el primer trimestre, alcanzando una media de 101,4 dólares por barril, frente a la media de 60,9 dólares en el mismo periodo del año anterior y de 79,7 dólares en el cuarto trimestre de 2021, principalmente como consecuencia de una oferta ajustada, agravada por las tensiones geopolíticas derivadas del conflicto en Ucrania.

En lo que respecta a los márgenes de refino, se incrementaron durante el primer trimestre, situándose el margen medio de Cepsa en 2,5 dólares por barril, frente a los 1,9 dólares en el primer trimestre del año pasado y los 3,8 dólares en el último trimestre de 2021), aunque impactados negativamente por el incremento de los precios del gas natural, provocado por el conflicto en Ucrania, que registró una media de 95,6 euros por megavatio hora (MWh), frente a los 18,5 euros/MWh en el mismo periodo del año anterior.

Por su parte, la demanda española de carburantes aumentó un 8% en el periodo frente a los tres primeros meses del año pasado, aunque disminuyó un 8% en relación al cuarto trimestre de 2021, debido a la huelga del sector del transporte en España, que se tradujo en una menor movilidad.

En lo que respecta al flujo de caja antes de capital circulante de la energética, se situó en 205 millones de euros, por debajo de la cifra del primer trimestre de 2021 de 309 millones de euros, como consecuencia del aumento del pago de impuestos en el negocio de Exploración y Producción en comparación con créditos fiscales aplicados en el mismo periodo del año pasado.

Además, la compañía continuó reduciendo su ratio de endeudamiento, con una relación entre la deuda neta y el Ebitda que se reduce hasta 1,5 veces, gracias a la mejor evolución del Ebitda en el periodo.

SÓLIDA POSICIÓN DE LIQUIDEZ

Asimismo, Cepsa mantiene una sólida posición de liquidez de 3.400 millones de euros, que cubre los próximos 4,5 años de vencimientos de deuda.

El pasado 30 de marzo, la compañía presentó su nueva estrategia a 2030, en la que prevé unas inversiones de entre 7.000 y 8.000 millones de euros en esta década, de los que más del 60% se destinará a negocios sostenibles a partir de 2023.

Esto se traducirá en una mayor contribución de los negocios sostenibles al Ebitda del grupo, hasta representar más de la mitad en 2030.

Además, en este periodo, Cepsa ha firmado una serie de alianzas estratégicas para descarbonizar el transporte aéreo a gran escala, entre las que se encuentran Grupo Iberia, Binter y Air Nostrum, a través del desarrollo, producción y suministro de biocombustibles sostenibles para la aviación (SAF).

Igualmente, Desde el 1 de abril, Cepsa ofrece descuentos especiales de hasta 25 céntimos por litro, que se suman a los 20 céntimos ofrecidos por el Gobierno de España para que sus clientes fidelizados puedan llenar su depósito a precios de combustible similares a los de 2021. Estos descuentos, implementados para ayudar a mitigar el impacto de los elevados precios del combustible, están vigentes hasta el 30 de junio.