Cellnex escapa del castigo del Ibex tras recibir luz verde a la compra de las torres de CK Hutchison

Cellnex

Torre de telecomunicaciones. Autor: Cellnex

Las acciones de Cellnex escapan hoy del miedo en la bolsa española, con subidas que llegaron a superar el 5% durante la mañana, si bien finalmente se moderaron ligeramente. La compañía ha visto cómo se evapora una de las amenazas que han mantenido bajo presión su cotización en los últimos meses, después de que el regulador británico haya dado finalmente su aprobación a la compra de las torres de CK Hutchison en Reino Unido.

Cellnex se anotaba al cierre una revalorización de un 3,95% hasta alcanzar los 41,04 euros dentro de un Ibex 35 que finalmente bajaba un 3,6%. Pese a la subida de hoy, el valor acumula una caída de un 20% en lo que va de 2022, con la capitalización bursátil en el entorno de los 27.900 millones de euros.

Más allá de las tensiones geoestratégicas de la última semana por la invasión rusa de Ucrania, la cotización de Cellnex se ha visto muy penalizada por la incertidumbre regulatoria, ante el temor de que el regulador británico acabase vetando la compra de las torres de Hutchison

Sin embargo, finalmente la autoridad de competencia británica, la CMA, ha dado el visto bueno a la adquisición por parte de Cellnex de las 6.000 torres de Hutchison en Reino Unido, si bien estará sujeta a la venta por parte de la torrera de 1.000 emplazamientos que se solapan geográficamente.

Por lo que se desprende del comunicado los 1.000 emplazamientos que estarán sujetos a la venta corresponden a parte de los 9.000 emplazamientos que Cellnex compró a Arqiva. Esta desinversión fijada por el regulador mejora ligeramente la propuesta de Cellnex de vender 1.100 emplazamientos.

Valoración de Renta 4

“La noticia es positiva, tanto porque la cantidad de torres que Cellnex estaría obligada a vender es inferior a la propuesta de la propia compañía, como por el hecho de que tras esta decisión se elimina, al menos transitoriamente, el riesgo regulatorio, y da muestras de la capacidad de Cellnex para cerrar operaciones sin que esto suponga una reducción de la competencia en los mercados en los que toma posición”, explica Ángel Pérez Llamazares, analista de Renta 4, en una nota.

“No se ha dado detalle sobre en qué posibles términos puedan llevar a cabo la desinversión, entendemos que tendrán que negociar con posible interesados para ello”, explica este experto. Tampoco, como sí sucedió en el caso de Francia, “han comentado acerca de los términos en los que piensan reinvertir los fondos obtenidos por lo que desconocemos si esto podría afectar a la guía 2025 del grupo, en cualquier caso, el impacto sería muy limitado”.

Cellnex gestiona una red, teniendo en cuenta los programas de crecimiento anunciado a 2030 de alrededor de 130.000 emplazamientos.

Las acciones de Cellnex llegaron a marcar un máximo de 61,05 euros en agosto del año pasado, pero desde entonces han perdido bastante terreno. Si se compara su actual cotización con este nivel (marcado el 23 de agosto), la caída acumulada es de más de un 30%.