CCOO no descarta movilizaciones en la EMT por el “abandono” de Cifuentes

atubus bus emt
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

CCOO denuncia la negativa de la Comunidad de Madrid, a través del Consorcio Regional de Trasportes de Madrid, a la ampliación de líneas y la mejora de servicios así como la exclusión de la EMT del nuevo billete electrónico puesto en marcha por el Consorcio en Metro Madrid, lo que considera un “abandono” por parte del Ejecutivo regional que, a su juicio, “supone un detrimento del servicio público y un perjuicio para los usuarios”. Una situación ante la cual el sindicato “no descarta movilizaciones después del verano”.

La organización sindical explica en un comunicado que comparte la propuesta que hizo el Ayuntamiento de Madrid en la última reunión del Consorcio, en la que pedía la ampliación de líneas, el aumento de frecuencia y la creación de nuevas líneas que dieran un mejor servicio a los nuevos barrios.

CCOO aclara que las medidas que propone el equipo de Gobierno de Manuela Carmena cuentan con su respaldo debido a que el sindicato “viene apostando desde siempre por la mejora del servicio público y la recuperación de los servicios que se han visto recortados durante estos años de crisis”. Y hace notar que “en la actualidad la EMT cuenta con una oferta de líneas similar a la del año 1994, mientras que el número de viajeros va en aumento alcanzando en 2016 los 430 millones de usuarios lo que supone volver a recuperar cifras de 2007”.

El sindicato recuerda que ya mostró ya su rechazó al informe de cierre de los Presupuestos 2016 del CRTM al considerar de difícil explicación que “se les pida a los trabajadores de la EMT un esfuerzo cada vez mayor para cubrir servicios especiales por cierres de línea de Metro, mientras se niega la mejora de las frecuencias y ampliación de líneas”.

“Es absolutamente necesario ahora que se están recuperando viajeros que el servicio se adecue a las nuevas necesidades y contribuya a dar servicio a aquellas personas que más lo necesitan, sin anteponer los resultados económicos a la calidad de la prestación del servicio público”, resalta la organización sindical, quien también lleva años reivindicando “la creación de un bono social para las personas sin o con bajos ingresos, que les facilite la movilidad, entre otras cosas para la búsqueda de trabajo.”

También considera esencial recuperar los servicios suprimidos en varias líneas en domingos y festivos, incrementar dotaciones en las líneas más saturadas por el aumento de viajeros, así como la creación de nuevas líneas para dar servicio a los nuevos barrios, unas propuestas que van en línea con las realizadas por el Consistorio y que han “sido rechazadas por el CRTM, aduciendo la baja rentabilidad de estos cambios”. Por ello, el sindicato no descarta movilizaciones después del verano.

Propuesta municipal

Y es que el Ayuntamiento de Madrid reclamaba la semana pasada al Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) -en el que tiene presencia mayoritaria la Comunidad- ampliar y crear nuevas líneas de autobús y reforzar las ya existentes porque los viajeros han aumentado un 6 % en un año y, sin embargo, el servicio actual es similar al de 1993.

De la petición informó la presidenta de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, quien –en representación del Gobierno municipal-se quejó de que a pesar de que la demanda de viajeros en la EMT aumentó un 6 %, el Consorcio solo incrementó la oferta del servicio de autobuses en un 0,8 %, una subida “claramente insuficiente”, lo que contrapuso a que en el Metro el servicio haya aumentado un 5,2 % cuando los viajeros solo han subido un 2,6 %.

Poniendo de manifiesto que mientras que en 2015 la EMT transportó 405,9 millones de viajeros, en 2016 la demanda se elevó hasta los 430,1 millones, es decir, 24,2 millones más (un 6 %).

Según denuncia el Ayuntamiento, el Consorcio defiende que solo se deben aumentar las líneas que ya están “saturadas” mientras que el criterio municipal es ampliar aquellas que tengan una alta demanda para ofrecer un servicio de “calidad”.

Entre los servicios que deberían retomarse o recuperar su nivel anterior a la crisis y que el CRTM se niega a aumentar se encuentran la recuperación del servicio suprimido en domingos y festivos en las líneas 22, 83, 108, 117, 129, 149, 156, 247 y E1 y el incremento de dotación en las líneas 4 y 57, según informó Europa Press.

El Consorcio también echazó la propuesta municipal para la creación de las líneas 158 (Alsacia-Canillejas) y 159 al barrio de El Cañaveral; o la prolongación de las líneas 82, 118 y 123 a Pitis, Pinar de San José y Butarque, respectivamente. Y tampoco se prevé la transformación de la actual línea 247 en la ruta «Legazpi-Aluche».

El Ayuntamiento se queja asimismo de que el Consorcio ha puesto en funcionamiento una TTP anónima que no incluye el billete sencillo de EMT, lo que genera un perjuicio a los usuarios del sistema de transporte y excluye a EMT de la integración tarifaria con el resto de operadores de este tipo de título de transporte.

La respuesta que dio consejero de Transporte, Vivienda e Infraestructura de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, a la propuesta municipal fue asegurar que la EMT tiene capacidad “suficiente” para cubrir la demanda de viajeros “sin necesidad de incrementar el número de expediciones” y dejó claro que la Comunidad no va a financiar autobuses que circulen vacíos pues el transporte público “no es gratis”.