CCOO denuncia un “incumplimiento grave de la normativa” en el cierre del IES Pérez Galdós

IES Pérez Galdós
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El cierre del IES Pérez Galdós sigue muy presente. Si hace apenas unas semanas, los alumnos se encerraban en el centro para protestar contra la medida de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y el caso llegaba incluso hasta a Bruselas, las acciones siguen sin detenerse. Y es que CCOO ha decidido cursar una denuncia a la DAT Capital por cómo se ha gestionado esta crisis.

Los errores que ha identificado la organización sindical comienzan, según han relatado, desde que los rumores del cierre empezaron a salir. Un ruido que “precipitaron los acontecimientos y obligaron a la Administración a informar, siempre de palabra, nunca por escrito”. Momento en el que, según CCOO, la Consejería de Educación dio paso a una “grave vulneración de los derechos más elementales”.

La estrategia de la Comunidad de Madrid fue dividir la información a los afectados: por un lado las familias, por otro el personal docente y por último el no docente. A los primeros, según CCOO, se las citó por cursos “en intervalos de media hora para informales del ‘inevitable cierre’. Un anuncio que se realizó sin “darles una hoja de papel sin ningún tipo de sello de la Consejería y, por ende, vacío de todo valor legal, para ‘elegir’ el centro de su preferencia para continuar su escolarización”.

“En opinión de varios padres, se ejerció gran presión desde el centro sobre los menores para que entregaran dicha solicitud, hecho ya denunciado por los padres ante los juzgados”, ha recordado la organización sindical. En cuanto a los trabajadores del centro, el Gobierno regional, según CCOO, “se limitó a reunirlos separando a docentes y no docentes”.

Mientras que a estos últimos “se les prometió de palabra un buen destino”, al personal docente se le ha creado una “situación más compleja, ya que el personal con destino definitivo en el centro fue dividido en dos grupos: aquellos que pudieran tener horas de su especialidad, dentro de un futro programa bilingüe (proyecto largamente esperado IES en las Tablas y a día de hoy en construcción) y aquellos que simplemente saldrían desplazados”.

Un procedimiento que, a ojos del sindicato, está cargada de ilegalidades. Según la organización sindical, la Consejería de Educación se habría saltado “los preceptos que regulan el derecho a la negociación colectiva, recogidos ambos en el plenamente vigente Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre”. Y es que CCOO ha reseñado dos principios que han brillado por su ausencia en el proceso y que sí los recoge dicho Real Decreto: la “transparencia” y la “negociación colectiva y participación, a través de los representantes, en la determinación de las condiciones de empleo”.

“Desgraciadamente, no podemos más que concluir que el intento de cierre por parte de la Administración del IES Pérez Galdós ha estado caracterizado por una falta total de transparencia y por un incumplimiento grave de la normativa vigente, hasta el punto de conculcar derechos fundamentales constitucionalmente amparados”, ha lamentado CCOO.

De esta manera, el sindicato ha decidido cursar la denuncia a la DAT Capital, así como ha conminado a la misma a la “convocatoria inmediata” de una mesa de negociación con los representantes legales y legítimos de los trabajadores, siempre cumpliendo lo marcado en las leyes.