CCOO denuncia que el Ayuntamiento de Madrid pone en riesgo el Samur Social

Samur Social

Samur Social

En menos de un año, ha vuelto a salir al concurso el pliego de Samur Social, de cara a encajar en la nueva estructura del Área del Ayuntamiento de Madrid, que separaba Emergencias Sociales de Inclusión Social. Este servicio, buque insignia de todas las corporaciones que han gobernado en Madrid, está gestionado actualmente por Grupo 5, propiedad de un fondo buitre.

En este nuevo concurso, tras detectar varias irregularidades, el sector de Intervención Social de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO Madrid trasladó su profunda preocupación al Ayuntamiento de Madrid, cuya respuesta parece llevar a un escenario a corto plazo de conflicto laboral y en el propio servicio, al obviarse la revalorización de salarios de al menos un 9,5% en los próximos cuatro años.

El Área del Ayuntamiento se eximiría de esta responsabilidad y todo quedaría como un conflicto judicial entre la empresa y las trabajadoras y trabajadores. Esto es el resultado del famoso y manido mantra de “la colaboración público privada” en la ciudad de Madrid.

CCOO cree que publicar en ambos pliegos la misma plantilla a subrogar no es apropiado. Y enuncia una serie de preguntas: ¿Cómo va cualquier entidad a licitar a un pliego de 4,6 millones si tiene un listado de 255 personas si se prevén en torno a 50? Esto supone devolver a las plantillas incertidumbre de cara a cambios de servicio, el no tener la certeza de dónde ser subrogados o de simplemente si van a serlo, lo que supone otro abandono de un sector precarizado y feminizado.

El tercer elemento en el pliego de Samur es el de las memorias económicas sin instrucciones. El personal aparece presupuestado como una jornada completa (eso sí de 2021) pero al ver las horas anuales, en vez de 1.750, vienen 1.875. El sindicato se pregunta quién cree el Ayuntamiento que se hará cargo de esas horas y quién se hará cargo de abonarlas.

Preocupa enormemente esta situación puesto que ninguna entidad que funcione con seriedad puede licitar a este esperpento, quedando condenada la gestión del servicio a empresas piratas o fondos buitres, que harán lo que sea para que ese sobrecoste no salga de sus beneficios, repercutiendo negativamente en el servicio, en las personas atendidas y en las condiciones laborales.

Por tanto, CCOO anuncia que si la intención del Consistorio es abandonar servicios y plantillas, entonces tendrá enfrente al sindicato.