Casado releva a Álvarez de Toledo como portavoz en el Congreso y asciende a Almeida

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo; y el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, durante una sesión plenaria en el Congreso, en Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Remodelación en el PP. Pablo Casado ha tomado cartas en el asunto ante la crisis en la que estaba inmerso el partido por el enfrentamiento entre los afines a Cayetana Álvarez de Toledo y sus detractores, entre los que estaba Teodoro García Egea, secretario general de los populares. El líder de la formación conservadora ha decidido cortar por lo sano y relevar a la hasta ahora portavoz en el Congreso.

Génova, en un comunicado enviado a los medios, ha anunciado la decisión de Casado de convocar a la Junta Directiva Nacional este jueves 20 de agosto, de forma telemática, para proponer una “remodelación del equipo directivo”. Unos cambios que suponen el ‘adiós’ de Álvarez de Toledo a la portavocía en la Cámara. ¿Su sustituta? Cuca Gamarra.

Según el PP, Gamarra será propuesta como portavoz del Grupo Parlamentario popular en el Congreso; mientras que Ana Pastor lo será como vicesecretaria de Política Social. Además, Casado ascenderá a José Luis Martínez-Almeida. El líder del partido trasladará a los suyos su intención de que el alcalde de Madrid se convierta en el portavoz nacional de los populares. Casado, se destaca en la nota, “ha agradecido a Cayetana Álvarez de Toledo su labor durante estas dos legislaturas al frente del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, y le ha manifestado su deseo de que siga contribuyendo a este proyecto tan importante para el futuro de España”.

La decisión de Génova de relevar como jefe de la asesoría jurídica del grupo en el Congreso a Gabriel Elorriaga, de la máxima confianza de Álvarez de Toledo, caldeó estos últimos días aún más los ánimos hasta el punto de que este pasado fin de semana la hasta hoy portavoz escenificó públicamente su malestar al respecto. “Yo no lo hubiera destituido. Ejercía su responsabilidad con una notabilísima eficacia”, afirmó en una entrevista a El País en la que criticó “una invasión de competencias sobre la que habrá que conversar para ver el modo de ser más eficaces”.

Pablo Casado cede de esta manera ante las voces que en el seno del PP reclamaban el cese de Cayetana Álvarez de Toledo, que se ha caracterizado por un discurso muy duro.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish