Casado confía en la presunción de inocencia del Rey emérito y acusa al Gobierno de usarlo para no hablar del ‘caso Dina’

El presidente del PP, Pablo Casado, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, y el senador y abogado Fernando Martínez-Maíllo. En Madrid (España)
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado este viernes que confía en la Justicia y en la presunción de inocencia del Rey emérito, tras las informaciones que se están publicando sobre su fortuna oculta en paraísos fiscales, y ha acusado al Ejecutivo de Pedro Sánchez de poner la «atención» en este asunto justo cuando «tenía encima un escándalo mayúsculo» con su vicepresidente, Pablo Iglesias, y el llamado ‘caso Dina’.

Así se ha pronunciado en la presentación del libro del senador y excoordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, ‘El Banco Central Europeo. Propuestas de Reforma’, organizado por la agencia Servimedia en el auditorio de la Fundación ONCE, en el que también ha participado el vicepresidente del BCE y exministro de Economía, Luis de Guindos. Al acto ha asistido también el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy.

El líder del PP ha afirmado que su formación «respalda» a Felipe VI y a la institución monárquica como «garante de la continuidad histórica de España y de la unidad de la nación». «Y el PP censura que desde el Gobierno del PSOE, con su vicepresidente a la cabeza, se esté pidiendo un referéndum y la abdicación del Rey», ha enfatizado.

Dicho esto, ha apelado a la presunción de inocencia del Rey emérito, como han hecho otros días otros cargos del PP. «Nosotros confiamos en la presunción de inocencia y en la Justicia, pero también confiamos en instituciones responsables y las estamos echando de menos en su respeto desde el Gobierno», ha manifestado.

Así, ha señalado que «lo que están haciendo con la jefatura del Estado es lo que han hecho con la Fiscalía, con la Abogacía General, con el CIS, con medios de comunicación públicos y demasiadas cosas». Y ha advertido después de que las democracias «mueren» cuando «se vulneran las normas no escritas».

NO SE PRONUNCIA SOBRE POSIBLES MEDIDAS DE CASA REAL

Al ser preguntado si el PP estaría a favor de que la Casa Real tome medidas contra el Rey emérito, como apuntó este jueves que hará la vicepresidenta Carmen Calvo, Casado no se ha pronunciado sobre ese extremo y ha recriminado al Gobierno la «atención» que está poniendo en este asunto.

«Me resulta muy curiosa la atención que suscita este caso para el Gobierno, justo cuando tenían encima un escándalo mayúsculo en la figura de su vicepresidente y el caso Dina, que ya es el caso Iglesias, y puede convertirse en el caso Sánchez si la Fiscalía sigue ayudando al vicepresidente del Gobierno en esta cuestión», ha manifestado.

En cuanto a si también considera inquietantes esas informaciones sobre Don Jun Carlos como manifestó Pedro Sánchez, el líder del PP ha asegurado que a él lo que le parece «inquietante y perturbador» es un Gobierno que «está diciendo lo que está diciendo» y «suponiendo un coste económico, social e institucional tan grave para todos los españoles».

LA FAMILIA PUJOL

Por otra parte, Casado ha expresado su «máximo respeto» a las decisiones judiciales, después de que un juez proponga sentar en el banquillo a toda la familia Pujol por enriquecerse durante décadas con actividades corruptas.

Al ser preguntado qué mensaje se puede dar desde la política para frenar este tipo de comportamientos corruptos, Casado ha pedido que las fuerzas independentistas en Cataluña «también puedan dar su opinión sobre lo que pasó durante tantos años en Cataluña» y ha recordado que en su día el socialista Pasqual Maragall ya aludió a ese situación en un Pleno en el Parlament.

«Sin embargo han tenido que transcurrir demasiados años hasta que esto ha acabado en los tribunales, con una cierta impunidad social en la opinión pública, muy circunscrita a los casos que afectaban al nacionalismo y como pasó en los casos que afectaban al socialismo en Andalucía que han tenido una huella en la opinión pública mucho menor en comparación con otros casos», ha indicado.

Dicho esto, ha afirmado que el PP está «comprometido con la máxima ejemplaridad» desde la oposición pero ha recordado que también lo hizo en el Gobierno de Mariano Rajoy impulsando normas como la ley de Transparencia y endureciendo el Código Penal, entre otras medidas.