Cardenal Cañizares: «Es a los padres a quien corresponde educar; si no es así, no hemos salido de los gulags soviéticos»

El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha defendido que «es a los padres a quienes corresponde la misión» de educar a los hijos. Y si no es así, ha advertido, «todavía no hemos salido de los gulags soviéticos, de la cultura comunista».

Cañizares, que ha presentado en València el libro ‘Una gran esperanza. La custodia de la creación’, del Papa Francisco, se ha referido a las declaraciones de la ministra de Educación, Isabel Celaá, quien rechazó el llamado ‘pin parental’ y argumentó que «la pretensión de algunas familias de autorizar o no que sus hijos acudan a ciertas actividades obligatorias y evaluables es un veto parental inaceptable». «No se debe confundir patria potestad con propiedad» de los hijos, recalcó.

Al respecto, Antonio Cañizares ha considerado: «Lo que ha dicho Celáa es una barbaridad, no se ha dado cuenta de lo que ha dicho. Este Gobierno no sabe dónde va y así está conculcando el ordenamiento jurídico español».

«La escuela no es la institución social encargada de educar a los niños; es a los padres a quienes corresponde esta misión. Si no es así, todavía no hemos salido de los gulags soviéticos, de la cultura comunista. Esa actitud no es compatible con una España que se abre al futuro, es el retroceso más grande que puede tener un Gobierno», ha aseverado, según un comunicado de la Universidad Católica de Valencia.

Asimismo, ha expuesto que, «con el don de los hijos», Dios le ha dado a los padres «el deber y la responsabilidad de educarlos que nada ni nadie puede arrebatarles, y menos el Estado». El Estado, ha continuado, responde a una exigencia de la sociedad, «que es garantizar a todos, sobre todo a la célula de la sociedad, que es la familia, que cumpla con su deber de educar».

«DON DE DIOS A LOS PADRES»

En el acto también ha intervenido el arzobispo-metropolita para España y Portugal de la Iglesia Ortodoxa, monseñor Policarpo, quien ha señalado que los niños son «don de Dios a los padres».

En ese sentido, opina que «hay que educar en la familia a los niños, que primero son de Dios, y luego del padre y de la madre». A su parecer, las propuestas educativas del actual Gobierno de España son «muy preocupantes».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA