Cantabria, Nissan y comité siguen trabajando para dar viabilidad futura a la planta de Los Corrales

Reunión Revilla y Martín con comité de Nissan
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de Cantabria se ha reunido con la dirección y comité de empresa de la planta de Nissan en Los Corrales de Buelna para tratar, entre las tres partes, de avanzar en el consenso para garantizar la viabilidad futura de esta planta.

Así lo ha manifestado el consejero de Industria del Ejecutivo, Francisco Martín, al término del encuentro celebrado este jueves con los representantes de los trabajadores, en el que también ha participado el presidente regional, Miguel Ángel Revilla.

La entrevista, calificada de «positiva» por el órgano sindical, da continuidad a la mantenida el miércoles entre la Administración autonómica y directivos de la factoría, que apuestan por situar a la planta en una «posición competitiva a largo plazo» a través de «tres grandes palancas»: mejorar el rendimiento de la planta, ganar volumen y modernizar las instalaciones.

El objetivo final es, según han explicado fuentes de la dirección a Europa Press, reducir el coste de las piezas que fabrican un «28%», pero no a costa únicamente de rebajas salariales que, de aplicarse, serían de un «15%» -según Nissan- y no del «40%» que dice el comité.

Así, al margen de medidas laborales, que constituyen «una palanca más», la empresa también sopesa reducir costes fijos o de materias primas, o abrir nuevos negocios, como ha planteado al comité a través de un abanico de medidas a negociar.

Entre la veintena de propuestas que afectan a los empleados también figuran la posibilidad de reducir la jornada laboral o congelar la antigüedad.

«Algo hay que hacer», indican desde la dirección que, aclaran en cualquier caso que no sería para aplicarlas «todas juntas», sino las que se consensuen dentro del denominado «plan de ultracompetitividad hasta el año 2023».

Dicho documento es «made in Corrales», es decir, ha sido elaborado por la dirección de la empresa cántabra, no «impuesto» desde la planta de Barcelona -cuyo cierre se ha anunciado para finales de este año- ni desde Japón.

UN ACUERDO A TRES BANDAS PARA UNA VIABILIDAD A DIEZ AÑOS
Por su parte, el titular de Industria ha explicado este jueves que el objetivo de estos encuentros es «que las tres partes lleguemos a un consenso para que la viabilidad de la empresa esté garantizada», en función del plan de competitividad previsto alcanzar antes del próximo 26 de junio.

Este compromiso deriva del anuncio de la firma japonesa a finales de mayo de cerrar este año la planta de Barcelona, una «noticia muy mala para España», y que se acompañó de una «esperanzadora para Cantabria»: que la factoría corraliega «tiene futuro».

El también consejero de Innovación, Comercio y Transporte ha reafirmado el compromiso de su Gobierno de apoyar el proceso de obtención de un plan de competitividad que a su juicio pasa «evidentemente» y «en primer lugar» por que empresa y trabajadores lleguen a un acuerdo que «guíe» el futuro de la factoría corraliega durante los «próximos diez años, por lo menos».

«El Gobierno de Cantabria siempre estará a sumar», ha garantizado Martín, que aboga por que la negociación entre dirección y comité se aborde desde «un punto de vista respetuoso» y es partidario de que ambas partes mantengan informado al Ejecutivo y viceversa.

En este punto, ha indicado que aunque una negociación «a tres patas siempre es compleja» cuando las conversaciones son «dos a dos» -entre empresa y trabajadores- se generan «negociaciones bilaterales» que pueden originar «tensiones», como las que se producen «en cualquier proceso» de estas características.

De todas formas, Martín ha destacado que la «voluntad» del Gobierno, dirección y comité es «la misma»: que Nissan «siga operando por muchos años en Cantabria» y que la planta de Los Corrales se convierta en una «referencia» para la ‘alianza’ de la firma japonesa con la francesa Renault.

Es decir, «que sigan confiando» en la fábrica corraliega, que tiene una «garantía contrastada» y «experiencia», además de trabajadores «perfectamente formados».

Por todo ello, el consejero de Industria en la región apuesta por llegar a un consenso entre las tres partes para lograr un plan de «ultracompetitividad» con el objetivo de que el futuro de la empresa «siga estando en Cantabria».

Y para conseguirlo se requiere, a su juicio, un «ejercicio de generosidad» por parte de los trabajadores, la dirección local de la empresa y la administración.

EL COMITÉ VALORA LA REUNIÓN, PERO NO ACEPTARÁ REBAJAS DEL 40%
Por su parte, el comité de empresa ha valorado de forma «positiva» el encuentro con Revilla y Martín, que da «continuación» a las reuniones entre el Gobierno y Nissan con la mantenida ayer, miércoles, con la dirección.

En la cita de hoy, que se ha prolongado durante cerca de tres cuartos de hora, el órgano sindical ha preguntado al presidente y consejero de Industria «cómo» y «hasta qué punto» se va a implicar el Gobierno en el grupo de trabajo creado entre ambas partes para tratar de dar «viabilidad» a la planta de Los Corrales de Buelna.

Así, los representantes de los trabajadores quieren saber en qué se va a «traducir» ese respaldo del Ejecutivo, acordado a finales del pasado de mes de mayo coincidiendo con el anuncio del cierre de la factoría que la firma nipona tiene en Barcelona.

El presidente del comité, Ángel Anívarro, ha declinado hacer más declaraciones a los medios debido a que continúan las negociaciones y este viernes, 12 de junio, se reúnen con la dirección.

Lo que sí ha reiterado, a preguntas de los medios, es que «no es viable» para los trabajadores «un recorte salarial del 40 por ciento», algo que «no podemos aceptar», ha remachado.

Al margen de la entrevista con Revilla y Martín, el comité se ha reunido este jueves con miembros del PSOE y del PP de Cantabria, según han indicado a esta agencia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA