Calviño recuerda que Aznar pactó ceder Tráfico a Navarra y niega que se reduzca la presencia de Guardia Civil

Guardia civil

Motos de la Guardia Civil.

La vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha recordado este miércoles al PP que fue con José María Aznar en Moncloa cuando se acordó transferir la competencia de Tráfico a Navarra y ha asegurado que con este cambio “no se reduce” la presencia de la Guardia Civil, sino que “incluso” se va a “reforzar”.

Calviño ha manifestado que le llama la atención que los populares arremetan contra el Gobierno cuando la cesión de la competencia de Tráfico a la Comunidad Foral “fue pactada por Aznar en el año 2000, fue el PP el que la acordó”.

En una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, la vicepresidenta primera ha señalado asimismo que con esta transferencia “no se reduce la presencia de la Guardia Civil en Navarra”. “Todas las personas que están en este momento ejerciendo las funciones de Tráfico tienen garantizado que se pueden quedar ejerciendo otras funciones, es decir, que se va incluso posiblemente a reforzar la presencia de la Guardia Civil en Navarra”, ha indicado.

Calviño ha reivindicado que en España no hay por qué estar “constantemente” transmitiendo la sensación de que cualquier cambio en la “estructura descentralizada de competencias” supone “debilitar” un “país fuerte”. “Qué poca confianza”, ha señalado.

Ayer, el presidente del Gobierno puso en valor el acuerdo alcanzado con EH Bildu durante la negociación para los Presupuestos para que la competencia de Tráfico sea transferida a Navarra antes del 31 de marzo. Desde el Senado, Sánchez además se disculpó por la “velocidad” de ciertos traspasos a la Comunidad Foral.

Preguntada por la derogación del delito de sedición que se debate esta semana en el Congreso tras la propuesta de PSOE y Unidas Podemos, Calviño ha señalado que esta reforma del Código Penal va por “separado” de la negociación de los Presupuestos para 2023, a la par que ha cargado contra PP y Junts por estar, a su juicio, “en contra de que se pueda mejorar la convivencia” en Cataluña.

Ha manifestado que tanto PP como Junts, los partidos que gobernaban cuando se produjo el “choque de trenes” de 2017, parece que “quieren” reconducir la situación a un “callejón sin salida”, y ha añadido que el Ejecutivo de Sánchez “no quiere volver atrás”.