Calviño asegura que “no hay inconveniente” en que Yolanda Díaz lidere la reforma laboral

Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa

Nadia Calviño. Autor: Pool Moncloa/César P Sendra

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha querido quitar hierro a su enfrentamiento con la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, sobre la derogación de la reforma laboral. Según ha destacado, “no hay inconveniente” en que la también vicepresidenta segunda lidere la negociación de la reforma laboral, si bien le ha pedido “coordinación”.

Calviño, que ha intervenido hoy en una jornada organizada por la Asociación de Periodistas Europeos y Coca Cola, ha asegurado que “no hay ningún tipo de inconveniente a que el Ministerio de Trabajo lidere la correspondiente mesa de la reforma laboral”.

A su juicio, “lo que es muy importante e que tengamos una buena coordinación” para que “ahora que ahora que estamos enfilando la fase decisiva de la negociación tengamos el resultado deseado, compartido por todo el Gobierno, que es tener una buena reforma laboral”.

La vicepresidenta sale al paso así de las críticas que ha recibido por parte de los socios de Gobierno de Podemos sobre sus “injerencias” en la negociación que lidera Yolanda Díaz, y que han obligado incluso a una tensa reunión entre PSOE y la formación morada.

En términos similares se ha expresado también la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, que ha admitido en una comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros que quien “representa” al Gobierno en la mesa de diálogo social es el Ministerio de Trabajo.

“No hay ningún problema, porque es lo razonable, porque formalmente, en la mesa del diálogo social, quien lidera y representa al Gobierno es el Ministerio de Trabajo, pero también parece razonable que, en esa mesa, donde se van a discutir aspectos concretos que afectan a otros ministerios, participen miembros de otros departamentos”, ha precisado Rodríguez.

La portavoz ha asegurado que “no es una contrarreforma”, sino que su objetivo es “modernizar” la reforma laboral del PP, siguiendo la estela de la transformación de la economía y el modelo productivo.