CaixaBank rechaza que la banca intente aprovecharse de los avales del ICO: “Nos va a costar dinero”

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha descartado las acusaciones desde determinados ámbitos políticos de que la banca esté aprovechando la línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para hacer negocio. El banquero, que ha comparecido en una rueda de prensa telemática para presentar los resultados del primer trimestre, ha señalado que la entidad perderá dinero con esta medida si bien es una herramienta muy buena para la sociedad.

CaixaBank ha recibido hasta el momento 128.000 solicitudes por un importe de 11.140 millones de euros, de los que 3.700 millones ya se han desembolsado. Solo en el tramo dedicado a pymes y autónomos las solicitudes ascienden a 6.910 millones, por encima del cupo establecido para la entidad, por lo que Gortázar ha urgido al Gobierno a liberar más dinero.

A ese respecto, ha respondido a las críticas de algunos sectores políticos señalando que estas líneas de avales “no son un negocio para la banca”, sino “una ayuda y una herramienta muy buena que debemos utilizar”. Los tipos a los que se están concediendo estos créditos se sitúan “en línea con los previos”, del entorno del 1,5% para las empresas y del 2,5% para los autónomos. Se conceden a un plazo medio de cinco años más uno de carencia

“Dado el perfil de riesgo de la economía, que ha subido de manera muy importante, no es un negocio para la banca, es una ayuda para la sociedad”, ha insistido, “ayudando a empresas a que no quiebren”. “Vamos a ayudarles para que puedan reabrir y pagar sus deudas, que serán fundamentalmente con el Estado”, ha recordado Gortázar. Eso sí, “esto no es un regalo, es un aval, el ICO quiere cobrar como queremos cobrar los bancos y tiene mucho interés en que demos créditos buenos y no malos”.

“Estamos hablando de salvar a la economía. Nos va a suponer pérdidas, nos va a costar dinero”, ha reflexionado el banquero, pero “es lo que tenemos que hacer por nuestros clientes y por nuestra sociedad. Si lo hiciéramos por hacer negocio, estaríamos diciendo no más veces”.

En lo que se refiere a otras medidas económicas aprobadas por el Gobierno, Gortázar ha explicado que el banco ha recibido 220.000 solicitudes de moratorias de hipotecas (43% del total) y de crédito al consumo (57%). Esto supone 8.500 millones de euros, un 7,7% del crédito concedido a personas físicas. Por importes, son las hipotecarias las mñas solicitadas, con un 87% del total.

Gortázar ha valorado que “van a seguir llegando”, aunque “a un ritmo menor”. Además, ha deslizado una crítica al sistema puesto en marcha por el Gobierno, ya que considera un “coste innecesario” y un “riesgo para las personas” que todas las moratorias deban registrarse ante notario. “Tenemos que buscar un modo más eficiente y esperamos que el Gobierno pueda arbitrar un sistema más fácil, más directo y que evite poner en riesgo la salud de las personas”, ha reflexionado, porque el sistema actual “no tiene sentido”.

CaixaBank obtuvo en el primer trimestre de este 2020 un beneficio atribuido de 90 millones de euros, un 83,2% menos respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, tras realizar una provisión extraordinaria de 400 millones por la afectación que podría tener el Covid-19 en los resultados futuros de la entidad.