CaixaBank cierra su plan de prejubilaciones con 610 empleados adheridos

Sede de CaixaBank
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

CaixaBank ha informado que 610 empleados se han adherido al plan de desvinculaciones voluntarias incentivadas para empleados que la entidad puso en marcha tras haber alcanzado un acuerdo con los sindicatos. Las salidas están previstas para finales del segundo y el tercer trimestre, mientras que el plazo máximo de adhesión finalizó el 19 de mayo de 2017.

Los analistas de Ahorro Corporación recuerdan en un informe que tras las últimas adquisiciones realizadas el grupo viene presentando planes anuales de prejubilaciones y/o desvinculaciones.

El plan actual tiene una dotación estimada de 304 millones de euros, que se esperan dotar en el segundo trimestre, mientras que el ahorro de costes asociado a este plan es de unos 65 millones de euros brutos anuales.

Desde 2012 los ahorros generados con los planes anunciados (incluyendo el despido colectivo pactado en 2015) ascienden a unos 200 millones (un 4% de la base de costes). La ratio de eficiencia de la entidad se sitúa en 52,4% (frente al 51,9% en 2016) sin gastos extraordinarios, niveles mejorables.

La entidad tiene como objetivo reducir la base de costes: “la estrategia ganadora en el actual entorno de presión en los ingresos es ser eficiente” y hay que tener en cuenta que el 65% de la base de costes es coste de personal.