CaixaBank afronta la recta final del ERE con una huelga y el Gobierno exigiendo un acuerdo

Caixabank Bankia

CaixaBank

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) de CaixaBank entra en la última semana del plazo prorrogado sin acuerdo a la vista y con las espadas en alto. Los trabajadores de la entidad celebran hoy una jornada de huelga –la segunda en la historia del sector- al tiempo que el Gobierno –accionista a través del FROB- pide que toda medida se tome por la vía del acuerdo.

La dirección de CaixaBank y los sindicatos celebran hoy una nueva reunión, cuando solo queda una semana para cumplir el plazo extendido que ambas partes se dieron para llegar a un acuerdo. La cita coincide además con la jornada de huelga convocada por los sindicatos, que estará acompañada por concentraciones desde las 10:00h hasta las 12:00h en 32 municipios de toda España, entre ellos Barcelona, Madrid y Valencia.

A diferencia de la anterior convocatoria, esta vez los representantes de los trabajadores no han echado para atrás la huelga, por lo que será la segunda en la historia del sector financiero tras la que se produjo en BBVA hace unas semanas.

Hasta el momento, la dirección de CaixaBank se ha abierto a reducir la cifra de salidas, de las 8.291 planteadas inicialmente, a 7.400, aunque según una publicación de El Confidencial podría llegar hasta las 7.000 finalmente.

No obstante, más allá del número de despidos y de las condiciones económicas que lleven aparejados, los sindicatos exigen que la plena voluntariedad de las bajas. “En que en ningún caso aceptaremos despidos forzosos en este proceso y, mientras esto no sea así, no podremos avanzar en el resto de cuestiones”, han avisado los representantes de los trabajadores en un comunicado conjunto.

Al mismo tiempo, el Gobierno presiona para que cualquier salida que se produzca en el banco sea acordada con los sindicatos. “La voluntad que han expresado los directivos [de CaixaBank] es de llegar a un acuerdo”, por lo que “confío en que se siga avanzando en la negociación y se llegue a una solución acordada con los trabajadores”, señaló ayer la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño, durante su intervención en el XXXVIII Seminario Económico de la APIE.

“Son procesos tremendamente traumáticos para los trabajadores y sus familias”, explicó la ministra, que pidió que el proceso se encamine hacia “bajas voluntarias”.

El Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), es el segundo mayor accionista de CaixaBank con una participación del 16%.