Bruselas propondrá un impuesto al plástico para cubrir el agujero presupuestario del Brexit

Plásticos playa contaminación

El ‘divorcio’ de Reino Unido de la UE dejará un agujero en las arcas presupuestarias comunitarias de 13.000 millones de euros anuales. Las instituciones europeas están estudiando como cubrir la contribución financiera del país británico que faltará cuando se consume el Brexit y uno de los instrumentos planteados por Bruselas es un impuesto al plástico, lo que ayudaría además mitigar los problemas derivados del excesivo uso de este material.

Según ha revelado el comisario de Presupuestos de la Comisión Europea, Günther Oettinger, este gravamen se incluirá como parte de la propuesta del Ejecutivo comunitario para el próximo Presupuesto plurianual a partir de 2020, cuyo borrador se presentará este mes de mayo.

El organismo estudiará en las próximas semanas cuál sería el “mejor enfoque” para el desarrollo de ese impuesto, por lo que no se han dado muchos detalles. La tasa podría cobrarse a los fabricantes, a la industria del plástico o bien cargarse al consumidor, e incluiría algunas exenciones como es el caso de los cartones de leche, necesarios por cuestiones de higiene, ha explicado Oettinger, según recoge Efe.

El consumo de plástico en Europa es “demasiado alto” en Europa y los residuos generados de trasladas a otros países como China. La potencia asiática ha prohibido desde el 1 enero la importación de basura extranjera, lo que está provocando ya colapsos en vertederos del Viejo Continente.

Pero este gravamen no será suficiente para compensar esos 13.000 millones anuales, por lo que la Comisión Europea propondrá más medidas: además de cambios en el funcionamiento del comercio europeo de emisiones (ETS, por sus siglas en inglés), se impondrán recortes muchas de las partidas del Presupuesto comunitario, salvo los fondos dedicados a los jóvenes (Erasmus) y a investigación (Horizonte 2020).