Currently set to Index
Currently set to Follow

Bruselas mejora la previsión de crecimiento de la eurozona y augura una inflación del 2,4%

Banderas de la Union Europea

Banderas de la Unión Europea

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La economía de la eurozona “se recupera más rápidamente de lo previsto”, de acuerdo con las Previsiones de Otoño publicadas hoy por la Comisión Europea, que auguran un crecimiento del PIB del 5% en 2021, el 4,3% en 2022 y 2,4% en 2023. Supone una mejora respecto al 4,3% estimado anteriormente.

No obstante, estas perspectivas se ven “en gran medida supeditadas a dos factores: la evolución de la pandemia de Covid-19 y el ritmo al que la oferta se ajuste al rápido cambio de la demanda una vez reabierta la economía”, reconoce Bruselas.

Para el conjunto de la Unión Europea, la Comisión espera las mismas tasas de crecimiento del 5% y el 4,3% en 2021 y 2022, y un 2,5% en 2023. “En el tercer trimestre de 2021, la economía de la UE recuperó su nivel de producción previo a la pandemia y pasó de la recuperación a la expansión”, destaca.

Bruselas espera que la demanda interna siga impulsando la expansión, así como que la recuperación del mercado de trabajo y la caída del ahorro prevista “contribuyan a mantener un ritmo sostenido del gasto de los consumidores”. Además, la aplicación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia empieza a jugar un papel importante a la hora de fomentar la inversión pública y privada.

Sin embargo, este buen ritmo de crecimiento “afronta nuevas dificultades”, como “los cuellos de botella y las perturbaciones en la oferta mundial”. También los precios de la energía, que podrían “pesar sobre el consumo y la inversión”.

Las previsiones apuntan al crecimiento del empleo a un ritmo del 0,8% este año, 1% en 2022 y 0,6% en 2023. “El año que viene se espera que supere su nivel anterior a la crisis y que en 2023 pase a convertirse en expansión”. De este modo, se prevé que el desempleo caiga del 7,1% este año al 6,7% en 2022 y el 6,5% en 2023. En la zona del euro, será del 7,9%, el 7,5% y el 7,3% respectivamente.

Presiones inflacionistas

Por otro lado, “las presiones transitorias sobre los precios empujan la inflación a niveles récord en los diez últimos años”. En la zona del euro, la inflación interanual pasó de un nivel negativo del -0,3 % en el último trimestre de 2020 al 2,8% en el tercer trimestre de 2021. En octubre se alcanzaba el 4,1%, tasa solo registrada una vez desde que en 1997 empezaran a publicarse los datos sobre inflación en la zona del euro.

El fuerte repunte de la inflación “obedece principalmente al aumento de los precios de la energía, aunque también parece guardar relación con toda una serie de ajustes económicos posteriores a la pandemia, lo que inclina a pensar que los altos niveles actuales son en gran medida transitorios”, asegura Bruselas.

En la zona del euro, se prevé que la inflación alcance un máximo del 2,4% en 2021, para descender al 2,2% en 2022 y el 1,4% en 2023, a medida que vayan estabilizándose los precios de la energía. En la UE, las previsiones de inflación hablan de un 2,6% en 2021, un 2,5% en 2022 y un 1,6% en 2023.