Bruselas coloca 15.000 millones en bonos a 5 y 30 años en la segunda emisión del fondo de recuperación

Banderas de la Union Europea

Banderas de la Unión Europea

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Comisión Europea ha colocado este martes 15.000 millones de euros en bonos con vencimiento de 5 y 30 años en la que ha sido la segunda emisión de deuda en el marco del fondo europeo de recuperación, que ha obtenido una demanda once veces superior y ha alcanzado los 170.000 millones de euros.

En concreto, el Ejecutivo comunitario ha captado 9.000 millones de euros a través de un bono a cinco años con vencimiento fijado el 6 de julio de 2026 y otros 6.000 millones de euros con un bono a 30 años que expirará el 6 de julio de 2051, según a informado la institución en un comunicado.

«Los dos tramos atrajeron un fuerte interés de los inversores en toda Europa y el mundo y la transacción tuvo una demanda once veces superior, con ofertas que superaron los 170.000 millones de euros», ha destacado la Comisión Europea, para después destacar que esto se ha traducido en unas condiciones «muy favorables».

Con esta segunda operación, Bruselas ha captado ya 35.000 millones de euros en los mercados de deuda, que se utilizarán para realizar los primeros desembolsos a los Estados miembros una vez sean aprobados sus planes de recuperación por el Ecofin en su reunión del 13 de julio. A España le corresponderían 9.000 millones de euros.

«Es la segunda vez que la Comisión ha ido a los mercados de deuda a captar (dinero) bajo el Next Generation EU y de nuevo hemos recibido un fuerte voto de confianza de nuestros inversores», ha celebrado el comisario de Presupuestos y Administración, Johannes Hahn.

El objetivo del Ejecutivo comunitario es colocar a lo largo de este año unos 100.000 millones de euros, de los cuales 80.000 millones se captarían a través de bonos a largo plazo y el resto con la emisión de letras con un vencimiento inferior.

A partir de 2022, la estrategia de financiación de Bruselas pasa por colocar cada año unos 150.000 millones de euros con el objetivo de tener los recursos necesarios para el fondo de recuperación, que hasta 2026 repartirá más de 800.000 millones entre transferencias y préstamos entre los socios comunitarios.