Bruselas autoriza la vacuna de Moderna, la segunda que se usará en la UE

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, hablando por teléfono
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Comisión Europea ha autorizado este miércoles el uso de la vacuna de Moderna en la Unión Europea, por lo que será la segunda que se administre en el Viejo Continente siguiendo a la de Pfizer BioNTech que se aprobó el día 21 de diciembre.

Así lo ha anunciado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en un mensaje en las redes sociales a las pocas horas de que el prototipo de Moderna recibiera el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). «Estamos proveyendo a los europeos de vacunas seguras y efectivas contra el Covid-19. Hemos autorizado la vacuna de Moderna, la segunda que se usará en la UE», ha señalado.

En virtud de los contratos firmados con la farmacéutica estadounidense, la Comisión Europea ha adquirido 160 millones de dosis de la vacuna de Moderna, 80 de ellas fijas y otras tantas opcionales.

La luz verde de Bruselas a la comercialización y uso del tratamiento de Moderna llega tan solo tres horas después de que la EMA haya otorgado la autorización condicional de comercialización. Esto aumentará el número de dosis distribuidas en los estados miembros, en un momento en el que los retrasos y problemas en el despliegue de las vacunas ha suscitado críticas de algunos estados miembros.

De esta forma, el Ejecutivo comunitario continúa comprometido con acortar todos los procedimientos para conceder rápidamente la autorización de las vacunas, cuando el proceso normalmente requiere 67 días.

Como ha recordado Von der Leyen, la Comisión Europea tiene comprometidas 2.000 millones de dosis de las potenciales vacunas, lo que debería ser más que necesario para proteger a la población de la UE y cumplir con los compromisos internacionales adquiridos por el bloque.

Por su parte, la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, ha indicado que más vacunas seguirán a la de Pfizer y Moderna. «Nuestros esfuerzos no cesarán hasta que las vacunas estén disponibles para todos en la UE», ha señalado, recomendando que mientras se produzca la campaña de vacunación conviene tener paciencia y mantenerse disciplinados y vigilantes.

VACUNA DE MODERNA

En palabras del director ejecutivo de la EMA, Emer Cooke, la vacuna de la empresa estadounidense supone «otra herramienta para superar la emergencia actual». «Que tengamos esta segunda recomendación de una vacuna positiva en poco menos de un año desde que la Organización Mundial de la Salud declarara la pandemia, es un ejemplo de los esfuerzos y el compromiso adquirido por todos», ha recalcado.

De esta forma, la EMA ha recomendado por consenso que la Comisión Europea conceda una autorización de comercialización condicional formal, como ya lo hizo hace unas semanas con la vacuna de Pfizer y BioNTech. En el caso de la vacuna norteamericana se administra en dos inyecciones en el brazo, con 28 días de diferencia. Los efectos secundarios más comunes de la vacuna han sido generalmente leves o moderados y mejoraron unos días después de la vacunación.