Bruselas acuerda con Pfizer adelantar a marzo la entrega de 4 millones de dosis a los países de la UE

vacuna, covid y pfizer

Vacuna contra el covid-19 - Autor: Comunidad de Madrid

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Comisión Europea ha llegado a un acuerdo con la farmacéutica Pfizer para adelantar a marzo la entrega a los países de la UE de cuatro millones de dosis de su vacuna contra la COVID-19, cuya distribución estaba inicialmente prevista en una fase posterior del año, según ha anunciado la institución en un comunicado.

Bruselas ha explicado que estas dosis serán repartidas entre los Estados miembros durante las próximas dos semanas en función de su población, por lo que a España le corresponden unas 400.000 dosis sólo de este lote (aproximadamente un 10% del total).

No obstante, fuentes comunitarias consultadas por Europa Press precisan que no se trata de un contrato con nuevas dosis, sino que ya están recogidas en los acuerdos ya existentes que van a ser distribuidas «más rápido» de lo previsto. Es decir, forman parte de los 500 millones de unidades que ha adquirido hasta ahora el bloque (con la posibilidad de adquirir otros 100 millones más).

En cualquier caso, el Ejecutivo comunitario ha apuntado que este acuerdo para elevar el suministro de vacunas de Pfizer antes de que acabe este mes «es el resultado de la exitosa expansión de la capacidad de producción» de la compañía en Europa que fue completada a mediados de febrero.

La Comisión Europea inició conversaciones con la firma estadounidense porque «a pesar de la reducción actual del número de fallecimientos en la UE, gracias a la vacunación de la población mayor y más vulnerable», está «preocupada» por el aumento de contagios en algunos puntos del bloque que explica por la propagación de nuevas variantes del virus.

Bruselas pone el foco, en particular, en las regiones de Tirol en Austria, Niza y Mosela en Francia y Bolzano en Italia, así como el algunas zonas de Baviera y Sajonia en Alemania, lo que ha llevado a algunos países a «adoptar restricciones e incluso en algunos casos a imponer nuevos controles fronterizos».

«Esto ayudará a los Estados miembros en sus esfuerzos para tener bajo control la propagación de nuevas variantes del virus. Estas dosis también ayudarán a recuperar la circulación de bienes y ciudadanos a través de un uso que esté dirigido a los que más lo necesitan», ha subrayado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

El portavoz del Ejecutivo comunitario, Eric Mamer, ha aclarado posteriormente en una rueda de prensa que Bruselas no dará orientaciones específicas a los Estados miembros sobre la utilización de estas dosis y serán las capitales quienes decidan a qué grupos de población las suministran.