Bou afirma que si es alcalde de Barcelona no va a “dejar ni un solo mantero”

Pablo Casado y Josep Bou
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El candidato a la Alcaldía de Barcelona por el PP, Josep Bou, ha asegurado este martes que, si fuera alcalde, retiraría carriles bici y trabajaría para “no dejar ni un solo mantero” en la ciudad, empezando por armar moralmente a la Guardia Urbana y por dotarla de recursos suficientes para actuar y para dejar claro que en la ciudad no se puede practicar el ‘top manta’.

Bou añadiría “500 hombres” a la Guardia Urbana y ha dicho que, si hiciera los cambios que quiere en el cuerpo policial, no requeriría a los Mossos d’Esquadra, que ya tienen suficientes problemas -cree que reciben órdenes con criterios políticos-, ha dicho en un coloquio organizado por Barcelona Oberta y Barcelona Comerç, del que informa Europa Press.

El candidato, que ha hablado también como empresario y comerciante, ha remarcado que no sólo detendría la instalación de carriles bici, sino que retiraría algunos de los actuales por carecer de sentido y por “perjudicar la actividad económica”, y ha advertido de que los ciclistas pueden correr riesgo al circular por la ciudad.

Ha sostenido que conectar el tranvía por la avenida Diagonal no es una prioridad pero que debe mejorarse la conexión mediante buses de gran capacidad y frecuencia, y ha dicho que calidad de vida es salir de casa en coche, aparcar para comprar, volver en coche con la compra y subir en ascensor hasta casa.

Críticas a Colau

Bou también ha afirmado que el Gobierno de Ada Colau ha impulsado políticas municipales nefastas que han perjudicado a la ciudad y a la economía mediante actuaciones deliberadas que han dado una imagen de una Barcelona problemática e insegura: “La alegría del consumo no es la que teníamos. Esto no es lo que era”.

Bou ha criticado que Colau tiene una “pincelada ideológica” con la que trata de intervenir en todo, también en ámbitos que desconoce, cuando debería limitarse a ocuparse de lo público, según Bou, que cree que esta ideología marca campañas como la de Navidad, con un belén que cree que Colau instaló para ofender.

Ha sostenido que lo público debe funcionar bien y estar bien administrado sin gastar ni intervenir más de lo necesario: “Que el Ayuntamiento no meta las manos en según qué ideas privadas. Que deje hacer”, ha sostenido Bou, que ha abogado por que el Gobierno central y las autonomías hagan política en mayúsculas, pero que los ayuntamientos gestionen.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish