Bankia y BMN se comprometen a no hacer un ERE… hasta que se complete la fusión

Bankia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Bankia y BMN avanzan en las negociaciones para su fusión, que podría ser una realidad en octubre de este año. A pesar de que las redes de ambas son bastante complementarias, una operación de este tipo normalmente va acompañada de un ajuste de personal, lo que ha provocado cierta inquietud entre los trabajadores que las entidades han logrado aplacar sólo en parte.

De acuerdo con una circular del sindicato mayoritario Sesfi, el pasado miércoles se reunió la mesa laboral de BMN con un único punto del orden del día: informar sobre el proceso de integración con Bankia.

En esta reunión, la dirección de la entidad surgida de la fusión de Caja Murcia, Sa Nostra y Caja Granada comunicó a los representantes de los trabajadores que “no está previsto realizar ningún ERE en BMN o Bankia previo a la inscripción de la fusión en el Registro Mercantil”.

Sesfi ya había mostrado antes su inquietud por el impacto en el empleo de la fusión, preocupación enfocada sobre todo en los casi 650 trabajadores asignados a los servicios centrales de BMN. También sobre los trabajadores de la regional de Valencia, donde Bankia tiene una fuerte presencia con unas 400 oficinas y BMN 83.

Por otro lado, la dirección comunicó a los sindicatos que ya se está trabajando en la ‘due diligence’, estando prevista su finalización para dentro de “unas tres semanas aproximadamente”. De forma paralela a esta ‘due diligence’, se han constituido diez mesas de trabajo, a las que asisten tanto BMN como Bankia, y que tienen como objetivo permitir que la integración sea lo más eficiente posible.

El calendario previsto para el proceso de fusión que se ha comunicado a los sindicatos es el siguiente: en primer lugar, está previsto que en el mes de julio se celebren las respectivas juntas de accionistas para aprobar el proceso de fusión entre Bankia y BMN.

Una vez se tenga el visto bueno de los accionistas -el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) controla un 65% de cada una de las entidades- se considera que la inscripción en el Registro Mercantil de la operación será octubre. El siguiente paso llegaría en marzo de 2018, fecha en la que se ha planteado el objetivo para la integración tecnológica.