Ayuso rechaza un confinamiento domiciliario y trabajará para “evitarlo”

Isabel Díaz Ayuso
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, insiste en mantener su plan contra el covid-19 y rechaza la posibilidad de un nuevo confinamiento domiciliario, como están pidiendo algunas regiones. Según la dirigente autonómica, “es la última solución”. “Tenemos que darnos una oportunidad, la política está para eso, tenemos que darlo todo, trabajar sin descanso para que sea algo impensable”, ha defendido tras visitar la nueva UCI del Hospital Gregorio Marañón.

Según ha destacado, “estamos oyendo constantemente rumores acerca de confinamientos totales” y “para Madrid es la última solución”. Ayuso lo descarta de plano. Entre otras cosas, ha alegado, por las consecuencias que provocan. De ahí que haya dejado claro que la Comunidad “va a seguir trabajando sin descanso para evitarlo”.

“Vamos a buscar soluciones intermedias porque no somos conscientes del daño económico que también se causan a las familias, y la economía y la salud no están reñidas”, ha remarcado la presidenta madrileña, para quien “con mayores problemas económicos y sociales también vienen aparejados otros problemas de salud y, por tanto, hay que evitarlo todo”.

La popular ha negado que el Gobierno regional esté “relajado” o “confiado” y ha reiterado que “tenemos una estrategia”. Un plan, ha enumerado, que incluye los cierres totales de 12 de la noche a 6 de la mañana, además de las limitaciones de aforos en espacios públicos y el cierre por las noches desde agosto del ocio nocturno. A esto hay que añadir, ha continuado, que “estamos realizando 150.000 test semanales”, así como la imposición de Zonas Básicas de Salud, el uso de mascarillas y ahora un cierre perimetral durante dos puentes.

Respecto a esto último, Isabel Díaz Ayuso ha defendido que “no se trata de un cierre por días, sino por movimientos”. “Hemos querido paralizar” los habituales desplazamientos que se producen esas fechas, “pero ahora durante la semana, la vida sigue la gente tiene que trabajar y, por tanto, consideramos que no son necesarios en estos momentos”.

Algo que no comparte su vicepresidente, Ignacio Aguado, que se ha desmarcado de esta decisión, “que lo que hace es confundir más que otra cosa”, y ha apostado por un cierre hasta finales de mes.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA