Ayuso no adelantará el toque de queda: “Para arruinar más a la hostelería, conmigo que no cuenten”

Isabel Díaz Ayuso
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dejado claro su rechazo a adelantar el toque de queda para tratar de frenar los contagios de covid-19, disparados tras las fiestas navideñas. La dirigente madrileña ha rechazado una medida que sí que están planteando otras regiones, como Castilla y León.

“Las restricciones, para arruinar aún más a la hostelería en España, conmigo que no cuenten”, ha asegurado Ayuso tras visitar esta mañana el colegio público de educación especial María Soriano. “No puedo ser más clara. Ni a la hostelería, ni a los comercios ni a la iniciativa privada ni a tantas familias”, ha insistido.

Según ha defendido, “ya que no hay acciones a nivel nacional ni una estrategia como país ante la epidemia, ya que las comunidades nos hemos echado a las espaldas la gestión de la misma, lo que pido es respeto para que cada comunidad aplique las medidas que considere oportunas”.

Asimismo, ha solicitado al delegado de Gobierno en Madrid “que actúe como delegado de Gobierno y que nos ayude a la Comunidad en varias cuestiones”. En concreto, ha apuntado a la necesidad de “hacer efectivas las zonas básicas de salud para restringir la movilidad y para que las normas se cumplan”. “El problema no es que no haya normativa, en España hay mucha normativa, lo que no hay muchas veces es ayuda para que esta se cumpla, que es lo que nos está pasando en Madrid”, ha criticado.

La Comunidad, ha explicado, está detectando “numerosas fiestas ilegales, botellones y falta de inspecciones” y “no pueden pagarlo justo por pecadores”. “Hay hosteleros que están cumpliendo y haciendo las cosas bien y no puede ser que todos paguen la falta de aplicación de estas normas”, ha manifestado antes de incidir en la necesidad de suspender los vuelos procedentes de Suráfrica y Brasil que lleguen a Barajas ante las nuevas cepas.

“Es muy fácil cerrar negocios, mandar a la gente a casa, pero luego recuperarlos es imposible. Y la hostelería, los comercios y la actividad está ya muy mermada desde el mes de marzo del año pasado. Si seguimos aplicando estas medidas, a lo mejor los políticos tendremos más seguridad, pero ellos no”, ha asegurado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish