Avisos en media España por lluvia, viento, nevadas y niebla

M30 y Filomena
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Once comunidades autónoma tendrán este miércoles algún aviso por fenómenos como la lluvia, el viento, el oleaje, temperaturas mínimas, nevadas y niebla, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para este 20 de enero, que también ha decretado aviso amarillo por riesgo de deshielo en toda Castilla y León (salvo Valladolid) y en las provincias aragonesas de Zaragoza y Teruel.

Tras el paso de ‘Filomena’ y la ola de frío que ha azotado a media España los últimos diez días, durante este miércoles un frente atlántico recorrerá la Península y Baleares de oeste a este, dejando cielos nubosos o cubiertos, así como precipitaciones generalizadas en la vertiente atlántica y entorno de Pirineos.

Las precipitaciones serán más abundantes en el oeste de Galicia y del sistema Central, donde podrían ser localmente persistentes, así como en el entorno del Estrecho, donde podrían ir acompañadas de tormenta y ser localmente fuertes, pero perderán intensidad conforme progresan hacia el este. Así, las lluvias pondrán en aviso amarillo por riesgo a Cádiz, Huelva, Sevilla, A Coruña y Pontevedra.

De forma más débil, las precipitaciones afectarán a Andalucía mediterránea, Melilla, Cantábrico occidental y zonas del valle del Ebro. En gran parte del área mediterránea y en Baleares, predominarán las nubes medias y altas, mientras que en Canarias los cielos estarán poco nubosos.

La cota de nieve estará este 20 de enero, en Pirineos y cordillera Cantábrica, entre los 1.000 y 1.200 metros, subiendo a los 1.200 a 1.600 metros. En montañas de la zona centro, la cota oscilará en torno a los 1.200 y 1.400 metros, subiendo a 1.400 a 1.600 metros, y en el sudeste de la Península, se situará entre los 1.400 y 1.800 metros. Todavía este miércoles, habrá provincias en aviso amarillo por nevadas. Estas son: Ávila, León, Palencia, Segovia y Zamora.

También durante la jornada serán probables las nieblas matinales en la meseta Sur, depresiones del noreste peninsular y zonas de montaña del noroeste, y podrán ser más extensas y persistentes en la Mancha y en el interior de Cataluña. En Huesca y Lleida se han decretado avisos amarillos por niebla.

Las temperaturas máximas aumentarán en el tercio oeste peninsular y bajarán en la mitad oriental. Las mínimas aumentarán de forma notable en gran parte de la Península. Las heladas, en general débiles, se esperan sólo en áreas montañosas del norte y este peninsular, así como en zonas dispersas del este de la Meseta, las cuales serán más intensas en Pirineos. En cualquier caso, todavía Teruel, Zaragoza, Cuenca y Guadalajara seguirán con avisos amarillos por temperaturas mínimas.

Por último, soplarán vientos del sur y suroeste en la Península y Baleares. Serán fuertes o con intervalos de fuerte en los litorales de Galicia, del Cantábrico occidental, de Andalucía, sudeste y Baleares, así como en áreas montañosas del norte y noroeste peninsular. Y en Canarias se esperan vientos flojos variables.

En aviso naranja (riesgo importante) por el viento estarán A Coruña, Lugo y Pontevedra, mientras que en aviso amarillo (riesgo) estarán: Cádiz, Huelva, Huesca, Asturias (naranja en la Cordillera y Picos de Europa), Cantabria (naranja Liébana y centro y valle de Villaverde), Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora, Lleida, Ourense, Navarra (naranja la vertiente cantábrica de Navarra), Álava, La Rioja y Ceuta.

El viento provocará mala mar en A Coruña y Pontevedra, donde se ha decretado el aviso naranja por oleaje, así como en Cádiz, Huelva, Asturias, Girona y Lugo, que estarán también en aviso, pero en su caso de nivel amarillo.