Aviso de los analistas: los máximos en el precio del gas irán a más durante el invierno

Termómetro

Termómetro Bajo Cero

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El mercado de la energía tiembla ante la llegada del invierno. En las últimas semanas, los precios de la energía en Europa se han disparado debido a una confluencia de factores que van desde los elevadísimos precios del gas y de los derechos de CO2 a hasta la baja producción eólica. Y con la llegada del frío a la vuelta de la esquina, los analistas advierten de que el nerviosismo puede persistir durante todo el invierno.

El precio del gas para octubre en el centro holandés TTF, de referencia en Europa, alcanzó el miércoles un máximo histórico de 79 euros por megavatio-hora. El contrato ha subido más de un 250% desde enero, según los cálculos de Reuters, en un movimiento que se ha extendido por todo el continente.

En Reino Unido, donde las facturas de la electricidad son ahora las más caras de Europa, los precios de la energía se han disparado en medio de la gran dependencia del país del gas y las energías renovables para generar electricidad. Los precios británicos de la electricidad en el día subieron casi un 19% hasta alcanzar las 475 libras (557 euros) el miércoles, según Reuters. El contrato ya cotizaba cerca de máximos históricos poco después de que un incendio en un enlace eléctrico entre el Reino Unido y Francia cortara las importaciones de electricidad a la Isla.

“El mayor factor es, con mucho, el precio del gas”, explica en declaraciones a la CNBC Glenn Rickson, jefe de análisis de energía europea de S&P Global Platts Analytics. El aumento de los precios del gas también ha sido un “gran impulsor” de la subida de los precios del carbón y del carbono hasta máximos históricos, dijo Rickson, si bien hay otros factores en juego, como la baja generación eólica y la indisponibilidad de las centrales nucleares en todo el continente.

Los precios del CO2 en Europa casi se han triplicado este año al reducir la Unión Europea la oferta de créditos de emisión. El precio de referencia del carbono en la UE superó los 60 euros por tonelada métrica por primera vez en las últimas semanas, y este jueves cotizaba solo ligeramente por debajo de este umbral.

El Sistema de Comercio de Emisiones de la UE es el mayor programa de comercio de carbono del mundo, ya que cubre alrededor del 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero del bloque y cobra a los emisores por cada tonelada métrica de dióxido de carbono que emiten. Los precios récord del carbono han hecho que las fuentes de generación de energía altamente contaminantes sean aún menos atractivas porque el carbón, por ejemplo, emite más dióxido de carbono cuando se quema.

Rickson afirma que las perspectivas de los precios de la electricidad en Europa este invierno dependerán “en gran medida” de los precios del gas, y añade que espera que éstos suban aún más en los próximos meses. Además, más allá de este panorama general,  “esperamos que los precios sean muy volátiles, con oscilaciones desde precios horarios bajos o incluso negativos cuando la generación eólica sea alta, hasta precios muy altos como ya se ha visto cuando el viento es bajo, y la demanda es elevada”.

¿Qué ha pasado?

La CNBC explica que los precios del gas en Europa se han acelerado desde principios de abril, cuando las condiciones meteorológicas inusualmente frías hicieron que el gas almacenado en Europa cayera por debajo de la media quinquenal anterior a la pandemia, lo que indicaba una posible escasez de suministro.

Desde entonces, Europa se ha esforzado por recuperar el suministro de gas necesario para el periodo invernal. El repunte económico al relajar los países las restricciones de Covid-19 también coincidió con una demanda mayor de la esperada que provocó escasez.

Además, se ha observado que Rusia ha ralentizado el suministro de gas natural por tubería a la región, lo que ha suscitado dudas sobre si se trata de un movimiento deliberado para reforzar su argumento de iniciar los flujos a través del Nord Stream 2. Se espera que el controvertido gasoducto, que lleva gas natural a Europa desde Rusia, sin pasar por Ucrania y Polonia, esté pronto plenamente operativo y pueda resolver algunos de los problemas de suministro de la región.

El déficit está “poniendo nervioso al mercado a medida que nos acercamos al invierno”, avisa a la CNBC Stefan Konstantinov, analista principal de ICIS Energy, un servicio de inteligencia de materias primas. “Eso se une a la importantísima competencia por el suministro de GNL de Asia y Sudamérica, que está haciendo subir los precios del gas”.

Los analistas de Wood Mackenzie, una consultora global de recursos naturales, también esperan que los precios del gas en el Reino Unido y Europa “se mantengan elevados en los niveles actuales durante el invierno”.

“La recuperación de la producción de gas del Reino Unido es fundamental para este invierno”, añaden. “Y en el futuro, la inversión en el suministro doméstico de gas sigue siendo crucial para garantizar una transición energética fluida hacia las energías renovables y las nuevas tecnologías”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA