Asociaciones alertan de que el ERE de Vodafone supondrá menos calidad del servicio

Vodafone
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Asociación de Internautas (AI), la Asociación Pro Derechos Civiles, Económicos y Sociales (ADECES) y la Unión de Consumidores de Galicia (UCGAL) han alertado de que el expediente de regulación de empleo (ERE) anunciado por Vodafone “profundizará en la pérdida de calidad del operador que, en los estudios realizados durante 2018, ya registraba niveles mínimos entre los operadores de telecomunicaciones nacionales”.

Para las asociaciones “es plausible que el deterioro de calidad que viene registrando el operador” haya tenido su origen en los sucesivos ERES acometidos desde 2013, año en el que afectó al 21% de la plantilla (900 de 4.300 trabajadores). Con posterioridad a la fusión con ONO (2015), la compañía vivió otro proceso de reducción de plantilla que afectó a unos 1.000 trabajadores, alrededor del 16% del total.

El nuevo ERE que se ejecutará en 2019, afectará a unos 1.200 empleados, es decir, un 23,5% de la plantilla de Vodafone.

Para AI, ADECES y UCGAL “resulta imposible que con un recorte de plantilla de unas 3.100 personas en seis años puedan garantizarse unos niveles de calidad de servicios y atención al cliente apropiados”.

Uno de los últimos estudios publicados (finales de 2018), elaborado por ADECES, evalúa la Atención al Cliente, con una puntuación media total de 5,39 puntos. En Asistencia Técnica y Atención Comercial, consiguió 6,43 puntos y 5,20 puntos, ocupando uno de los últimos puestos. La diferencia respecto al mejor llega hasta los 2,4 puntos.

Por su parte, AI, en el segundo semestre de 2018 publicó los datos sobre la Banda Ancha, que arrojaron para Vodafone una calidad en Internet Móvil de 4,13, la peor puntuación posible, que se vio algo compensada con las cifras relativas al servicio de Banda Ancha Fija.

Por último, el estudio de Calidad realizado por UCGAL con los datos de 2017 que los operadores suministran a la SETSI otorgaba a Vodafone una puntuación global de 6,94 puntos, el último lugar de la clasificación a más de 0,70 puntos del promedio del resto de operadores. En calidad móvil las cosas no fueron muy diferentes, obteniendo una puntuación de 5,54 puntos, el penúltimo lugar de la lista.