Arrimadas ve igual de condenable el asalto al Capitolio de EEUU y el intento de irrupción en el Parlament en 2018

Inés Arrimadas
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha afirmado este jueves que hay que condenar tanto el asalto al Capitolio de Estados Unidos por partidarios del presidente Donald Trump como el intento de irrupción en el Parlament de Cataluña por parte de independentistas en 2018 y la protesta de ‘Rodea el Congreso’ contra la investidura de Mariano Rajoy como jefe del Ejecutivo en 2016.

En un acto en Barcelona, donde se ha presentado a Anna Grau como ‘número dos’ de Cs por Barcelona a las elecciones catalanas de febrero, Arrimadas se ha referido a lo ocurrido este miércoles en Washington.

Miles de personas se manifestaron a favor de Trump, que niega su derrota en las elecciones de noviembre, y una multitud entró en el Capitolio, sede de la Cámara de Representantes y el Senado, cuando se iba a certificar la victoria de Joe Biden mediante los votos electorales. «Un presidente populista ha alentado a que esto pase. Es absolutamente intolerable y merece nuestra condena», ha manifestado.

NO SON SITUACIONES COMPARABLES

La líder de Cs ha dicho que lo que ha pasado en EEUU y algunos episodios vividos en España «no son situaciones comparables» porque allí «ha habido cuatro muertos y se ha accedido por la violencia al Congreso».

Sin embargo, considera que no se puede «repudiar y condenar lo que se está haciendo» y, al mismo tiempo, «defender el intento de asalto al Parlament o el ‘Rodea el Congreso'». «Aunque sean cosas diferentes, se condenan las dos», ha subrayado.

En este sentido, ha indicado que si en 2018 los manifestantes independentistas no lograron entrar en el Parlament de Cataluña, «fue porque los Mossos no lo permitieron», pero si esos «fanáticos» hubieran accedido al edificio, habrían hecho «lo mismo» que los partidarios de Trump en el Capitolio aunque sin armas.

En aquel momento, los diputados de la formación naranja tuvieron que salir de la Cámara escoltados y entre insultos de aquellas personas, que llegaron a romper el cordón policial.

TORRENT CENSURA LO DE EEUU, PERO NO LO DE CATALUÑA

En el acto de este jueves también ha participado el candidato de Cs a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña, Carlos Carrizosa, que también ha condenado los actos de «hordas descontroladas de energúmenos que han asaltado el Capitolio a petición de Donald Trump», que «llamó a esto diciendo que le habían robado las elecciones».

Carrizosa ha criticado que el presidente del Parlament, Roger Torrent, de Esquerra Republicana de Catalunya, censure ahora los hechos de EEUU, advirtiendo del peligro «del populismo y la extrema derecha», especialmente cuando se fomenta desde las instituciones, y en cambio no quisiera condenar el intento de asalto a la Cámara catalana de 2018.

También ha recordado cuando, ese mismo año, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, respaldó públicamente a los Comités de Defensa de la República (CDR), que llevaron a cabo protestas y disturbios tras el referéndum ilegal y la declaración unilateral de independencia de 2017, y los animó a «apretar».

Arrimadas ha avisado de que «la democracia no se puede dar por sentada» y que es necesario respetarla y protegerla frente a la «amenaza real del populismo y del nacionalismo».

«Los acontecimientos de Estados Unidos nos tienen que ayudar a aprender que no se puede jugar con fuego, que desde el poder no puedes alentar esos discursos populistas, dividir a la sociedad en bandos, atacar a los jueces y pensar que por ser un gobernante puedes tener impunidad o te van a dar privilegios», ha afirmado.

FRENTE A LOS EXTREMOS, MODERACIÓN

A su juicio, hay muchas similitudes entre los discursos de los movimientos populistas, «de izquierdas o de derechas», y los del nacionalismo. Por ejemplo, ha señalado que «todos hablan del pueblo como si ellos fueran el pueblo» y quienes no piensan como ellos tuvieran que ser excluidos.

Asimismo, ha explicado que estos movimientos «atacan a las instituciones del Estado» cuando estas no les dan la razón, «atacan a los jueces» cuando no están de acuerdo con sus decisiones, «no respetan las leyes y alientan y defienden» a los que las vulneran si comparten «bando ideológico» y «se creen que los líderes políticos pueden estar por encima de las leyes y tener impunidad».

Frente a este discurso, Arrimadas apuesta por ofrecer «moderación, espíritu constructivo y una alternativa sosegada a los extremos». «Por eso es tan importante el proyecto de Ciudadanos en Cataluña y en toda España», porque «representa los valores del centro, la moderación, el respeto a las instituciones, tender la mano y tender puentes», ha destacado.

DECLARACIONES «INTOLERABLES» DE UN POLÍTICO DE VOX

Por su parte, el portavoz adjunto de Cs en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, que este miércoles afirmó que en Washington se había cometido «un asalto a la democracia en toda regla», ha rechazado la opinión al respecto expresada por el que fuera candidato de Vox a la Alcaldía de Logroño, Adrián Belaza.

A través de un mensaje en Twitter que posteriormente eliminó, Belaza afirmó que en Estados Unidos no se había producido un «golpe de Estado», sino que «una gran parte del valiente pueblo americano» estaba «luchando por preservar la democracia y que se demuestre un fraude electoral cantado».

Tras recibir críticas, el autor del tuit ha argumentado que «los medios progres subvencionados» habían sacado de contexto su mensaje y ha asegurado que siempre condenará la violencia «allá donde se produzca y sea cual sea el ideal que la abandere», también la ocurrida el miércoles en Washington.

Bal ha respondido a Belaza que «lo que pretendían los exaltados que asaltaron el Capitolio era precisamente lo contrario» de lo que él dijo, «atacar a la democracia». «Estas declaraciones del candidato de Vox en Logroño son una barbaridad intolerable. Cuánto daño hace el extremismo», ha añadido.