ArcelorMittal: el mercado confía en que el Gobierno italiano se esté tirando un farol sobre Ilva

ArcelorMittal
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las acciones de ArcelorMittal subían un 1,13% a media mañana en un Ibex 35 que a la misma hora avanzaba un 0,20%, rebotando tras los descensos de ayer. El valor está en el foco del mercado ante las informaciones de que el Gobierno italiano podría llegar a anular la compra de Ilva por ser “ilegítima”.

El Ejecutivo italiano considera que en el proceso de compra se habrían cometido prácticas “ilegales y con irregularidades”, ya que las compañías participantes en el proceso de compra no habrían podido mejorar los términos de sus ofertas iniciales. A comienzos de este mes, el ministro italiano de Desarrollo Económico, Trabajo y Políticas Sociales de Italia, Luigi Di Maio, ya solicitó al Fiscal General del Estado que expresara una opinión sobre este asunto.

Según señalan los analistas de Bankinter en un informe, entre los términos del acuerdo, ArcelorMittal pagaría por la compra 1.800 millones de euros y realizaría inversiones por 2.300 millones en la planta. Estos expertos opina que “sí se completará el proceso de compra”, aunque reconocen que hay “dos asuntos especialmente delicados en esta adquisición”.

En primer lugar y lo que más interesa al Gobierno italiano, probablemente, es el elevado coste en personas, puesto que ArcelorMittal ya reconoció que la operación supondrá el despido de aproximadamente 5.500 personas. En segundo lugar, el elevado peso sectorial del grupo tras esta adquisición, puesto que daría lugar al mayor productor acerero del continente.

Precisamente para suavizar este asunto, las propias autoridades europeas ya pusieron como condición a este acuerdo que ArcelorMittal realizara ciertas desinversiones en Europa para que otras compañías del sector pudieran comprarlas, apuntan los analistas de Bankinter.

El objetivo de ArcelorMittal es posicionarse en Italia, puesto que la producción en el país es muy reducida y es la segunda mayor consumidora de Europa. Además, no supondría incrementar su deuda, uno de los principales problemas de la compañía -10.478 millones de euros al cierre de junio. Como conclusión, los expertos de Bankinter es que sí finalizará el proceso de compra, pero posiblemente la compañía tendrá que renegociar ciertos términos, específicamente lo que refiere al número de despidos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA